22 abril 2013 Consejos, Salud

Embarazada y con alergia a la primavera

Es normal que durante los meses primaverales, especialmente aquellos años en los que el invierno ha sido generoso con el agua y la floración está en todo su esplendor, que se produzca la tan temida y molesta alergia primaveral. Aunque su único peligro es la tremenda molestia de encontrarse estornudando, con mucosidad constante o con los ojos, oídos o nariz irritados, existen en el mercado medicamentos que pueden aliviar estos síntomas, algo que tratándose de las embarazadas quedan totalmente anulados, al menos durante el primer trimestre.

Ninguno de los medicamentos que existen en la actualidad en el mercado, pueden ser tomados por la mujer embarazada durante los tres primeros meses. En el segundo y tercer trimestre, y siempre indicado por el ginecólogo, se puede utilizar algún tipo de medicación, sobre todo aquellos que llevan loratadina, la cetirizina y los corticoides nasales, en este último caso se pueden utilizar pues se quedan en la mucosa nasal.

Así que lo mejor será evitar el contacto directo con aquello que nos provoca la alergia y llevar a cabo una serie de consejos, en nuestro día a día, para reducir el riesgo de padecer estas desagradables molestias.

Una buena idea, por ejemplo, es ventilar la casa a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Mantener el hogar siempre limpio y si es otra persona la que se encarga de la limpieza, muchísimo mejor. Evitar el tabaco, ya no solo fumarlo, que es totalmente contraproducente en la embarazada, si no el estar expuesta a un ambiente donde haya humo. Y, como último consejo, es muy importante tener cuidado con la alimentación. Un cuerpo bien alimentado está mejor preparado para luchar contra los agentes externos que provocan la alergia.

Vía | Nonabox
Foto | Productos ecológicos

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 abril 2013
  2. Alimentos para combatir con las alergias 27 abril 2013
  3. Las alergias en el embarazo no suponen ningún riesgo 23 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *