17 marzo 2009 Consejos, Juegos y juguetes, Otros

Album difrax
Una de las cosas que más ilusionan de un bebé es cuando reconoce a un familiar. Si el contacto es estrecho, no es dificil que suceda, pero cuando la familia está lejos o no se tiene un contacto frecuente, el pequeño se puede hacer un poco de lío con tantas caras y nombres. Las fotografías siempre son un buen método para ir contándole quien es su familia.

El album de la imagen se puede comprar en Limobebé por 7 euros. No está fabricado para la bañera, pero sí para que el bebé pueda morderlo sin problemas. Tiene espacio para 8 fotografías.

En mi caso 8 no son suficientes, mi niña tiene la suerte de tener una gran familia y la mala suerte de que están lejos. Desde que era pequeñita tiene un album de fotos con una imagen de cada uno de sus abuelos, tíos y primos, que se va ampliando con cada nuevo tío o bebé. Es uno de sus objetos preferidos.

Con unas fotografías plastificadas y una anilla de las de sujetar las cortinas, tienes un práctico album casero. No pongas fotografías originales, porque lo más probable es que terminen mordidas, chupadas o pintadas. Lógicamente, las fotos por si mismas no dicen nada, es importante contarle al pequeño quien es cada persona y según va creciendo se le puede explicar que relación tienen entre ellos y con él.

Seguro que pasas un buen rato cuando intentes explicarle que el abuelo es el papá de papá o viendo su reacción cuando le cuentes que alguien de la familia se llama como él. Son dos cosas que le costará tiempo entender.

Más información | Limobebe

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *