24 agosto 2013 Noticias

Efectos de envejecer

Existe un gran poder de la herencia materna que será determinante en el envejecimiento de los hijos. El ADN mitocondrial puede influir de forma directa con los efectos del paso de los años. Una investigación ha demostrado que muchos de estos efectos pueden ser superados gracias a una buena alimentación.

Todos sabemos que, de una forma u otra, muchos de los problemas actuales se originan como consecuencia de nuestra genética, también es cierto que gracias al ADN de nuestros antepasados podemos protegernos de muchas enfermedades.

Hasta la actualidad no quedaba muy en claro de que manera el ADN mitocondrial (trasmitido por la madre) podía vincularse con los procesos de envejecimiento. Tengamos presente que la mitocondria cuenta con su propio ADN que puede llegar a tener un impacto muy importante en el envejecimiento.

Desde el Instituto Karolinska en Estocolmo el profesor Nils Göran Larsson señala que: “Muchas mutaciones en la mitocondria inhabilitan gradualmente la producción energética de la célula“. Si no existe energía el organismo no puede llevar a cabo algunos procesos.

Para nuestra sorpresa, también hemos mostrado que el ADN mitocondrial de nuestras madres parece influir en nuestro propio envejecimiento. Si recibimos mutaciones en el ADN mitocondrial de nuestras madres, envejeceremos más rápidamente“.

Existen varias alternativas que pueden ayudar a regular la función mitocondrial, muchas de ellas vinculadas a una correcta dieta y a fármacos. Un claro ejemplo son los antioxidantes, que pueden encontrarse en frutas, legumbres, verduras.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Manuel

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 agosto 2013
  2. Relación entre la edad del padre y la salud del niño 3 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *