Un parchís personalizado para jugar con papá

Un parchís personalizado para jugar con papá

Escrito por: Sacra    5 marzo 2009     4 Comentarios     2 minutos

Ya se acerca el Día del Padre y sería todo un detalle que el papá de nuestra criatura recibiera un bonito homenaje. Sabemos que lo más importante es darle mimitos y cariños a miles, que eso es el mejor regalo que todo hijo puede hacer a sus progenitores, pero tampoco está mal que, además, lo acompañemos con un entretenido objeto afín a su gustos.

A mí se me ocurre que al mío le podría encantar este parchís personalizado con todas nuestras caras. Quizás sea una forma egoísta de que comparta su regalo con nosotras pero seguro que, los domingos de lluvia o esas tardes de frío intenso, estará encantado con nuestra compañía al ritmo lúdico del cubilete colorido. A ver quién es capaz de comer más fichas y llegar a casa la primera.

En el mercado del regalo personalizado existe una gran variedad de objetos en los que podemos imprimir la foto de nuestro bebé. Seguro que ese papá que se pasa a diario una eternidad en la oficina, le encantará tener una alfombrilla de ratón con su carita. También te pueden hacer fundas para el móvil, llaveros, carteras, bolsos… Incluso los hay para usar en casa: tazas, platos, relojes, almohadones... Vamos que el padre de la criatura la puede tener presente a cualquier hora del día y en cualquier rincón.

El verdadero regalo es tener una familia que nos protege y nos cuida, a la que acudimos siempre que necesitamos su apoyo y su consejo y que nunca nos da la espalda. Pero no hay que olvidar que un mínimo detalle, acompañando el abrazo, también es un gesto de cariño. Afortunadamente el mercado está repleto de regalos para todas las necesidades y todos los bolsillos y ya sabemos aquello de que “para gusto los colores” (yo me pido el amarillo que siempre me ha dado suerte en el parchís).

Vía | Fotoprix


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.