Reconocer la queja

Reconocer la queja

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    11 abril 2009     2 Comentarios     1 minuto

Te contamos las diferentes características que podrá tener el llanto de tu bebé, basándonos en las diferentes causas.

  • Por hambre
  • Se caracteriza por gemidos graves y rítmicos, cada vez más insistentes.
    Cómo actuar: ofrecerles alimento aunque haya comido hace un par de horas.

  • Por cansancio
  • Lloriqueo bajo, entrecortado y acompañado de frotación de ojos.
    Qué hacer: mecerlo en brazos hasta que se duerme.

  • Por dolor

  • Llanto muy agudo y fuerte. Si lleva sus rodillas al tórax quizás se trate de cólicos o gases. Si tiene fiebre o le duele un oído, llevalo al pediatra.

  • Por incomodidad
  • Sollozos fuertes que se convierten en llanto fuerte si no se soluciona.
    Qué hacer: fijarse si tiene el pañal sucio, si está transpirado o tiene las manos frías.

  • Aburrimiento
  • Quejido de bajo volumen que se detiene y reanuda de forma regular. No suena desesperado y desaparece cuando entra en a habitación.
    Qué hacer. Jugar y estimularlo. Al bebé le gusta observar tu rostro de cerca, le fascinan los contrastes y le atraen los objetos móviles.

    Fuente | Revista Mi Bebé


    Deja un comentario

    Parece que tienes habilitado AdBlock.

    La web podría no funcionar bien
    si no lo deshabilitas.