El primer bebé-medicamento cumple un año

El primer bebé-medicamento cumple un año

Escrito por: Mónica M. Bernardo    20 octubre 2009     Comentario     2 minutos

Fue el 12 de octubre del pasado año, en el Hospital sevillano Virgen del Rocío, cuando nació Javier, el remedio milagroso para salvar a su hermano Andrés cuya enfermedad le impedía la correcta producción de glóbulos rojos en su sangre.

A estas alturas, ambos están de celebración ya que uno cumple su primer año de vida y el segundo la llegada al mundo del primer bebé-medicamento en nuestro país. Un niño concebido tras una selección genética de embriones y que ha logrado lo que parecía imposible… salvar la vida de su hermano.

Aquel nacimiento que hoy recordamos como una bonita historia fraternal, vino cargada de polémica y numerosas críticas precisamente por seguir el proceso de la selección genética. Una vez más ciencia e iglesia enfrentadas.

Sin embargo, el hecho de que dos años antes se hubiera aprobado la Ley de Reproducción Humana Asistida descartaba la posibilidad de dejar atrás esta técnica médica. La normativa contempla la posibilidad de seleccionar genéticamente un embrión sano y descartar los que no lo son para evitar o curar enfermedades.

En España la técnica utilizada, el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), sólo se emplea para escoger los embriones idóneos para la implantación en el útero, siempre que se trate de que nazcan niños libres de ciertas enfermedades genéticas. Proceso que ha de ser aprobado por la Comisión Nacional de Reproducción Humana y que podría contar con una ayuda gubernamental.

La historia de Javier y Andrés fue la primera que se llevó a cabo íntegramente en España. Desde entonces no se ha vuelto a repetir. Sin embargo y de nuevo en el Hospital Virgen del Rocío, tienen previsto repetirla para tratar de curar a una niña de tres años que sufre una inmunodeficiencia severa.

Foto | 20 Minutos


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.