Planes sin niños en Navidad: ventajas para padres y madres

Planes sin niños en Navidad: ventajas para padres y madres

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    20 diciembre 2022     3 minutos

La Navidad gira en torno a la vida familiar y la ilusión de los niños, pero también surge la oportunidad de disfrutar de reencuentros con amigos

La Navidad gira de un modo especial en torno a la familia y los niños adquieren un mayor protagonismo durante las fiestas. Su ilusión produce un efecto contagio en el entorno. Sin embargo, los eventos del periodo de fin de año también unen a profesionales que se reencuentran en un contexto distintos en las tradicionales cenas de empresa.

Del mismo modo, los grupos de amigos organizan planes para celebrar las fiestas, recordar anécdotas, actualizar los vínculos y celebrar el cambio de etapa. ¿Qué ventajas aportan los planes sin niños en este contexto navideño?

1. Romper la rutina familiar y profesional

Es habitual sentir que las dificultades de conciliación y las responsabilidades no dejan el espacio necesario para cultivar con la frecuencia deseada otros lazos de amistad. Pues bien, la Navidad es una invitación para volver a conectar con personas que se alinean con la historia personal.

Cuando se forma un clima agradable y distendido en el grupo, los integrantes desconectan de sus obligaciones cotidianas. Por tanto, se divierten, se relajan y disfrutan de un buen rato. Descansan y vuelven a casa con una perspectiva renovada de la rutina.

2. Mantener otros lazos sociales a largo plazo

La falta de cuidado o la ausencia constante en los planes de amigos puede hacer que algunos de esos lazos se enfríen de una manera gradual. Por el contrario, los reencuentros navideños que se concretan a corto plazo generan un efecto positivo en el futuro.

Alimentan la confianza, actualizan el vínculo y potencian la comunicación bidireccional. Aunque te encuentres en una etapa en la que no puedes organizar planes frecuentes con tus amigos, tus circunstancias personales y familiares cambiarán en el futuro. Por ello, los planes navideños fortalecen los cimientos de la relación con momentos de calidad.

Además, es probable que durante este periodo tengas la oportunidad de estar más cerca de personas que durante el resto del año viven en otro lugar.

Organizar Planes Sin Ninos En Navidad

3. Profundizar en otros temas de conversación

En los planes sin niños también hay espacio para conversaciones que giran en torno a la crianza, la educación, la maternidad, la paternidad y otros temas familiares.

Pero también surge el contexto deseado para establecer una comunicación bidireccional en torno a asuntos que se distancian del rol de madre o padre. En definitiva, las habilidades sociales, la amistad y el sentido de pertenencia, en grupos que van más allá de la familia, alimentan el bienestar.

4. Disfrutar todavía más de los planes en familia

Como hemos comentado, los planes sin niños, en una etapa en la que son poco frecuentes, resultan muy especiales. Aportan una perspectiva distinta del presente, de uno mismo y de la rutina.

Por ello, el reencuentro y la conexión con la vida familiar en Navidad se disfrutan todavía más. Aunque los momentos compartidos en el hogar son muy positivos, es recomendable encontrar un tiempo para uno mismo o para la pareja.

Planes Sin Ninos Durante La Navidad

5. Volver a conectar con otras etapas de la vida

Los planes con amigos se convierten en un regalo que se valora especialmente después de formar una familia. El reencuentro puede potenciar el contacto con sensaciones habituales en otras etapas de la vida.

Los momentos en familia son muy valiosos y los niños son los verdaderos protagonistas de las fiestas. Pero en el calendario de la Navidad quizá quieras asistir a algún evento con amigos a los que echas de menos. Y tal vez prefieras organizar un plan sin niños para poner toda tu atención en la conversación.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.