Mi hijo nunca se queda quieto

Mi hijo nunca se queda quieto

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    10 abril 2009     14 Comentarios     1 minuto

Quizás hayas notado que tu hijo nunca se queda quieto. Patea y mueve sus bracitos permanentemente mientras se encuentra despierto.

Estos movimientos que realiza en forma descontrolada se iran suavizando y espaciando a medida que su sistema nervioso y sus músculos vayan madurando, que consecuentemente se logra mediante este ejercicio.

Debes tener presente que estos movimientos son buenos para él y lo ubiques siempre en lugares donde pueda moverse con total libertad.

La posición recostado de espada es la mejor, de esta manera no habrá nada que le impida mover sus extremedidades.
Si lo pones boca abajo, sus manos y piernas quedan de alguna manera inmovilizadas.

Si el bebé se encuentra boca arriba, la cabeza cae hacia uno de los lados, ya que aun no cuenta con la fuerza suficiente para mantenerla erguida.

Cuando termina el primer mes de vida podrá levantarla y mantenerla sólo algunos segundos mientras se encuentre boca abajo y tal vez la gire de un lado a otro.

Fuente| Revista Mi bebé


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.