Las distintas técnicas de reproducción asistida

Las distintas técnicas de reproducción asistida

Escrito por: Sacra    1 mayo 2009     25 Comentarios     2 minutos

Son varias las técnicas que se pueden llevar a cabo a fin de conseguir un embarazo en aquellas mujeres que tienen dificultad para la concepción. Se tienen en cuenta muchos factores pero, sobre todo, se examina minuciosamente el origen del problema y la edad de la mujer. Las técnicas a seguir son tan variadas que van desde la simple ingesta de un fármaco hasta la más sofisticada intervención.

  • Inducción de ovulación: destinada para mujeres que tienen problemas con su ovulación. Por vía oral o inyectables, se administra un fármaco que ayuda al crecimiento de folículos, estimulando la rotura para que el ovocito sea expulsado.
  • Inseminación artificial conyugal: se utiliza cuando el semen es de baja calidad o su cantidad es pequeña o cuando la inducción de ovulación no ha tenido éxito. Consiste en la colocación de semen en el tracto genital femenino.
  • Inseminación artificial con semen de donante: es el mismo método anterior pero se realiza en casos de esterilidad masculina severa o en caso de enfermedades hereditarias por parte del hombre.
  • Fecundación in vitro (FIV): se opta por este método cuando la inseminación, tras cuatro o cinco intentos, no ha dado resultado, también si hay un problema de obstrucción o daño en las trompas. Consiste en la extracción de los ovocitos por vía vaginal y se colocan en un medio de cultivo en laboratorio junto con los espermatozoides para que penetren espontáneamente y de origen al embrión.
  • Microinyección espermática (ICSI): es una variante de la fecundación in vitro. Se realiza cuando ésta ha fallado, cuando existe una esterilidad masculina severa o una mala calidad de los óvulos.
  • Donación de ovocitos: se utiliza esta técnica cuando la mujer no puede producir ovocitos y esto puede ser debido a diferentes causas: menopausia precoz, ausencia de ovarios… Se trata de una fecundación in vitro pero con los óvulos de una donante anónima y el esperma de la pareja de la mujer receptora.

Vía | Guía del Niño


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.