Lactancia tándem: Hermanos que comparten pecho

Lactancia tándem: Hermanos que comparten pecho

Escrito por: Sandra    16 enero 2012     2 Comentarios     2 minutos

La lactancia tándem permite respetar las necesidades del mayor y favorecer el vínculo entre hermanos

Como ya he comentado en otro artículo, no sería raro que llegase el embarazo cuando todavía se está amamantando a un hijo. Como ya expliqué, la lactancia durante el embarazo no conlleva complicaciones para el desarrollo del feto. Del mismo modo, es completamente compatible la lactancia simultánea entre el hermano mayor y el recién nacido. A esto se le llama lactancia tándem.

La Asociación Española de Pediatría sólo enfatiza en cuanto a este aspecto la importancia del calostro para el recién nacido. Debido a que la producción de calostro es limitada, recomiendan que durante los primeros días el recién nacido mame antes que el hermano mayor. Al contrario de lo que pueda parecer, el hermano mayor no le “roba” leche al pequeño sino que todo lo contrario. Mediante la continua estimulación el mayor ayudará a la producción proporcionando leche de sobra para ambos.

Según un estudio realizado para Alba Lactancia, la lactancia en tándem hace que la pérdida de peso del recién nacido durante los primeros días sea menor. Otra ventaja de amamantar al hijo mayor es que ayudará a descongestionar los pechos. En cuanto a la organización de las tomas, es normal que la madre acabe poniendo límites puesto que el mayor intentará demandar al igual que el pequeño para no sentirse sustituido. Durante el primer mes después del parto es normal que las defecaciones del mayor se vuelvan más suaves y amarillentas debido al calostro. Esto no debería ser motivo de preocupación.

Otra duda que suele surgir es el riesgo de contagios por mamar del mismo pecho. La lactancia en tándem no favorece el contagio puesto que la mayoría de afecciones se propagan antes de que los primeros síntomas se muestren. Sí que habría que tener especial cuidado cuando se trata de erupciones infecciosas tipo herpes labial. En estos casos se debería restringir un pecho para cada niño.

Vía | Alba Lactancia
Foto | Wikipedia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.