Canción de cuna: Me tuviste

Canción de cuna: Me tuviste

Escrito por: Sacra    19 noviembre 2009     5 Comentarios     2 minutos

Una de las composiciones poéticas más importantes de la literatura mundial es la Canción de Cuna. Generalmente se compone de estrofas sencillas pero que, en su brevedad y concisión, albergan toda la ternura y delicadeza de la más tierna infancia vista desde el cariño ilimitado que emerge del amor maternal.

Pueden ir o no, acompañadas de música, los mismos versos son los que van creando un ritmo, similar al de mecer a un bebé y que, por sí mismos, van creando una mágica partitura sobre la que ir desencadenando nuestros mejores deseos. Palabras comprensibles y cercanas que nos hablan de esa mágica fusión que, a pesar del nacimiento de nuestro bebé, es como si continuara habitando nuestro interior con la misma cercanía de antes.

La poetisa chilena Gabriela Mistral, Premio Nobel, consiguió, con absoluta maestría, hacer de su canto un eterno mecer de niños que, seguro, acabarían durmiendo todos como auténticos angelitos. Ella posee una colección muy extensa de composiciones infantiles, dedicándole especial atención a los bebés a los que les dedicó hermosas canciones de cuna que han pasado a la historia de la literatura universal como verdaderas joyas poéticas.

ME TUVISTE
Duérmete mi niño,
duérmete sonriendo,
que es la ronda de astros
quien te va meciendo.

Gozaste la luz
y fuiste feliz.
Todo el bien tuviste
al tenerme a mí.

Duérmete, mi niño,
duérmete sonriendo,
que es la Tierra amante
quien te va meciendo.

Miraste la ardiente
rosa carmesí.
Estrechaste al mundo:
me estrechaste a mí.

Duérmete, mi niño,
duérmete sonriendo,
que es Dios en la sombra
quien te va meciendo.

Poema | Gabriela Mistral
Imagen | Dibujos, Fotos e Imágenes


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.