Biberón anticólico, la solución que esperabas para tu bebé

Biberón anticólico, la solución que esperabas para tu bebé

Escrito por: Rebeca    4 enero 2022     5 minutos

Los cólicos del lactante se producen por absorber excesivo aire en la lactancia; los biberones anticólicos evitan el contacto de la leche con el aire

Los cólicos en los bebés se refieren a una situación bastante común que hace que el pequeño se sienta muy incómodo, con dolores de barriga, que provoca un llanto desconsolado mientras sus padres se desesperan por no poderlo ayudar. Afortunadamente, existen los biberones anticólicos para evitar este mal, pues han sido especialmente diseñados para impedir, en la medida de lo posible, la aparición de estos gases en los bebés

El cólico del lactante aparece, como norma general, a los 15 días del nacimiento del bebé, dándose en un buen número de casos. Aunque su causa es desconocida, el recién nacido no puede evitar dejar de llorar por el dolor que le provocan los gases y que no sabe o no puede expulsar. No obstante, hay biberones que ayudan a minimizar esos síntomas tan horribles que producen estos cólicos al bebé y le hacen llorar angustiosamente. Son conocidos como biberones anticolicos y en este artículo se va poder saber más sobre ellos Estos biberones se consideran los grandes aliados de esos progenitores cuyos bebés sufren de estas terribles molestias.

¿Qué son los biberones anticólicos?

El paso del tiempo ha traído una gran evolución en lo que se refiere a los productos que utilizan los bebés en los más variados aspectos. Uno de los que más cambios ha experimentado es el biberón para mejorar la alimentación del bebé y facilitarles esta tarea a madres y padres cuando la lactancia materna, por el motivo que sea, no es una opción.

La selección del biberón no puede ser azarosa o verse demasiado influencia por la estética o labores de marketing, ya que, si no se elige correctamente, puede causar o agravar los temidos cólicos del lactante. Estos se producen por la succión del aire que se cuela entre los labios y la tetina, causándole molestos gases difíciles de expulsar que le causan dolor.

Caracter Del Bebe

Este desconsuelo les provoca llanto que, además, empeora el cuadro de gases, por lo que se entra en un bucle en el que muchos padres y madres pierden los nervios por sentirse incapaces de consolar a su amado retoño.

Lo biberones anticólicos son aquellos que han sido especialmente diseñados para evitar o paliar el cólico del lactante con mecanismos que regulan la entrada de aire cuando el bebé sustrae la leche, evitando que se forme el vacío. Su diseño incluye una válvula para canalizar el aire generado en el líquido por la succión continua. Este es el más popular, aunque hay otro sistema, como se verá más adelante.

Cómo ayuda a las digestiones del bebé

En primer lugar, un buen biberón anticólicos es el que realmente funciona contra los cólicos del lactante, por lo que debe tener un diseño cuidado y cumplir con una serie de requisitos. Como cabe suponer, el principal de ellos es que cuente con un buen sistema anticólicos que evite que el bebé trague aire durante las tomas. Es este el modo en que este tipo de productos ayudan a mejorar las digestiones del bebé. Si no traga aire cuando toma la leche, no aparecerán posteriormente molestos gases en el estómago del pequeño.

Para conseguir cumplir con su objetivo, el biberón debe contar con un sistema que impida la formación de vacío cuando el bebé succiona la tetina. Además, esta debe reproducir lo mejor posible la forma, textura, y dureza el pezón materno logrando un flujo lento y pausado de la leche.

Biberon anticolico

Estos biberones están preparados para que, a medida que el bebé crezca, y se quiera que los cólicos desaparezcan definitivamente, se vaya adaptando sus boquillas a las necesidades de cada bebé, para que pueda ingerir una mayor cantidad de alimento.

Por otro lado, un buen biberón anticólico debe evitar el contacto de la leche con el aire para impedir, en la medida de lo posible, la oxidación de los nutrientes.

Por último, como cualquier otro sistema que se utilice para alimentar a un bebé, deben ser fáciles de usar y de limpiar con el objetivo de mantenerlo siempre en perfecto estado de uso y conservación.

Tecnologías anticólicos

Los biberones anticólicos, como ya se ha mencionado con anterioridad, basan su eficacia en mecanismos para extraer el aire. La presión generada por la succión constante del bebé hace que se mantenga la tetina llena. Para conseguirlo, los biberones anticólicos más habituales cuentan con una o dos válvulas.

No obstante, existen otros diseños que incorporan una funda en la que se contiene el aire. Se trata de una bolsita que lo recoge en cada uso. Sin ella, su funcionamiento es prácticamente igual que el de cualquier otro biberón. Estos tipos están considerados muy eficaces y garantizan un menor porcentaje de aparición de cólicos, así como un descenso en su intensidad. El único inconveniente que presenta es que las fundas han de sustituirse después de cada uso. Esto hace que, por un lado, represente un desembolso contante de dinero, y, por otro, que sea menos popular hoy día, por el aumento de desechos en una sociedad en la que crece una conciencia de cuidado al medio ambiente.

Hay que tener en cuenta que ambos sistemas funcionan y ayudan al bebé y a los progenitores a lidiar con una situación difícil y complicada que se da, principalmente, en los primeros meses de vida. La elección de un sistema u otro dependerá, por tanto, de la decisión de los padres, sus preferencias, efectos sobre el bebé y presupuesto.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.