Ante todo, no perjudicar a mi hijo

Ante todo, no perjudicar a mi hijo

Escrito por: Sergio López    22 julio 2012     Comentario     2 minutos

Tras seis largos años intentando quedarse en estado, acudieron a un especialista de infertilidad, donde recibieron la noticia de que Carmen poseía una enfermedad, heredada de su madre, que podía afectar a su estado reproductivo así como al desarrollo de su futuro bebé. La enfermedad es la denominada distrofia muscular miotónica.

Pero la luz apareció y, tras meditarlo con mucho cuidado, decidieron dar el paso para que Carmen recibiera un tratamiento denominado diagnóstico genético pre implantación, que permite aislar el gen de enfermedad genético del futuro niño en gestación. Al analizar los embriones creados a partir de óvulos y espermatozoides de la pareja, se aislaron los que poseían opciones de transmitir dicha enfermedad, para dejar solamente los sanos.

Tras la primera parte del proceso, consistente en una prueba practicada a la célula del embrión para pasar a la maduración de los óvulos y posterior fertilización junto a los espermatozoides del hombre, los embriones resultantes fueron enviados a un laboratorio genético de Estados Unidos, donde se separaron los embriones válidos de los que no lo eran.

El resultado fue una preciosa niña, que actualmente tiene dos años, que está en perfecto estado de salud y con un desarrollo perfectamente normal. Esta fue la resolución de la decisión tomada por esta pareja puertorriqueña que estaba dispuesta a cualquier cosa por no renunciar a ser padres y no perjudicar el futuro de la salud de su pequeña.

Vía | elnuevodia.com


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.