10 febrero 2016 Consejos, Salud

sustancias quimicas

La legislación sobre la utilización de ciertas sustancias químicas en la fabricación de algunos productos para bebés todavía va muy lenta. Aún sabiendo que estos elementos nocivos pueden causar graves trastornos en su desarrollo, los países no logran ponerse de acuerdo para prohibir su utilización. Es por ello que lo mejor será revisar con cuidado los productos específicos para ellos, evitando que contengan ciertas sustancias.

Si bien estas sustancias pueden afectar a cualquier ser humano, sea cual sea su edad, los bebés se convierten en los más vulnerables, no tanto a contraer una enfermedad específica, si no a que su riesgo es mayor a desarrollar cualquier trastorno. Pero ¿sabes cuáles son esas sustancias altamente peligrosas?

  • LOS PARABENES Se encuentran en los productos de higiene y cosmética que utilizamos para los bebés. Hace unos años fue Dinamarca el primer país que lanzó la voz de alarma sobre los perjuicios que ocasionaba su utilización, así que los prohibió en todos aquellos productos destinados a menores de 3 años. Sin embargo no todos los países han seguido su ejemplo, olvidando que pueden causar alteraciones en el sistema endocrino.
  • LOS FTALATOS También se encuentran en los productos de higiene y cosmética y son los responsables de aromatizar, siendo una de las partes principales de la fragancia. También los productos de limpieza contienen grandes dosis de estas sustancias. Tras distintas investigaciones, se han asociado a problemas de fertilidad que se manifiestan, lógicamente, a la edad adulta.
  • OTRAS SUSTANCIAS QUÍMICAS El Bromo 2, el Nitropropano 2 y 3-diol, el Borato de sodio y Oxibenzona son capaces de producir alergias e irritaciones en la piel. El Quaternium-15, además, es altamente irritante para las vías respiratorias, la piel y los ojos.
  • COMPUESTOS PREFLUORADOS (PFC) Estos compuestos se encuentran en alfombras, tapizados y antiadherentes, incluso en algunos mariscos. Al parecer disminuyen la respuesta inmune de los anticuerpos tras la vacuna del tétanos y la difteria.

Vía | Vida y estilo
Foto | Pixabay – PublicDomainPictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *