27 marzo 2009 Consejos, Embarazo

Lacteos
Puede pasarte que durante tu embarazo limites el consumo de lácteos, esto puede suceder porque tengas intolerancia a la lactosa, alguna alergia a la proteína de la leche o porque no te gusten estos alimentos.

Pero en esta etapa de tu vida debes darle prioridad al feto y a tu cuerpo, por lo que consumir calcio es sumamente importante. Es bueno que sepas que existen diferentes productos que pueden sustituir a los lácteos como principal fuente de calcio. Los quesos duros y los yogures cuentan con lactosa y también son ricos en calcio.

Por otra parte, cuando se habla de tomar leche, no necesariamente debes tomar un vaso de leche pura. Tienen la opción en incorporarla en cualquier alimento que la contenga. Por ejemplo, si comes puré, o flan o panqueques, que fueron elaborados con ella. Otra opciones es, si te gustan los licuados de fruta, reemplazar el agua por la leche.

Ten presente que comer tres raciones diarias de productos lácteos es igual a:

  • Un vaso de leche (200 cm3)
  • Un pote de yogur
  • 3 fetas de queso
  • 2 cucharadas de queso rayado
  • 1 ½ de helado de crema
  • Fuente| Revista Saber Vivir

    También te puede interesar

    Comentarios

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *