14 septiembre 2013 Noticias

Niña alegre

Afortunadamente la mortalidad infantil se redujo a la mitad desde el año 1990, en ese año morían 12 millones de niños en todo el mundo, en la actualidad la cifra ronda los 6 millones. Si bien el número es alto y aún queda mucho por hacer la reducción es notable y alentadora.

Se considera que gran cantidad de estas muertes podrían evitarse con una serie de medidas simples. En la actualidad por día mueren 18 mil niños antes de llegar a los cinco años.

Los datos fueron dados por la Organización Mundial de la Salud y publicados por Unicef. En el trabajo para arribar a los resultados han participado el Grupo Banco Mundial y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la División de Población de las Naciones Unidas.

Una tendencia claramente positiva que incentiva a seguir luchando para salvar más vidas. Anthony Lake, Director Ejecutivo de Unicef señala que si bien el trabajo es bueno: “Podemos hacer las cosas mejor aún. La mayoría de estas muertes se pueden evitar mediante medidas simples que ya se han puesto en marcha en muchos países. Lo que necesitamos es un mayor sentimiento de urgencia“.

Entre las principales razones por las cuales los pequeños mueren son: neumonía, prematuridad, asfixia, diarrea, paludismo. En todo el mundo el 45 por ciento de las muertes de niños menores de cinco años están vinculadas con la desnutrición.

Entre los países con más muertes se encuentra China, República Democrática del Congo, India, Nigeria, Pakistán.

La atención de la madre y del bebé en las primeras 24 horas de vida de cualquier niño es fundamental para la salud y el bienestar de ambos. Hasta la mitad de todas las muertes de recién nacidos se producen durante su primer día“, remarcó Margaret Chan, Directora General de la OMS.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Carlos Caicedo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *