13 junio 2017 Lactancia

Conocer las causas de la baja producción es muy importante

Un artículo más en el que seguiremos acerca de la hipogalactia, recordamos que es muy importante poder determinar la causa que la provoca para así poder revertir y mejorar la situación. Al conocer las razones que la provocan se podrá buscar la mejor estimulación y mejorar la extracción de la leche.

Una de las maneras en que se puede revertir el problema es mediante una técnica de extracción que sea poderosa.

En el caso de que se hayan evaluado diferentes causas y se note que el bebé aún queda con hambre y no se incrementa su peso como lo esperado se deberá evaluar si se está frente a una hipogalactia permanente.

Las razones por las que se puede provocar una baja producción de leche en las madres lactantes son varias.

Las razones por las que se puede provocar una baja producción de leche en las madres lactantes son varias, hasta los expertos en la materia consideran que no se llega a conocer todas las razones posibes, pero es muy útil conocer las causas particulares de cada mujer. La lactancia materna funciona correctamente cuando se genera una determinada y estructurada partitura hormonal. Si se presenta algún tipo de desarreglo o cambio en las hormonas encargadas de fabricar leche se puede generar una escasa producción.

Diferentes causas de la hipogalactia temporal

Existen diferentes causas, como te mencionamos anteriormente, para la hipogalactia temporal. En primer lugar debemos saber que en el momento en que la placenta se separa del útero empieza la subida de la leche. Esta es una clara señal que el cuerpo espera después del parto para comenzar con la óptima producción de leche.

Si en el proceso en que se emite esta señal llega a generarse algún inconveniente (tanto hormonal como físico) la subida de la leche podrá retrasarse o inhibirse.

Entre las causas encontramos la obesidad, en el caso de que la mujer tenga sobrepeso se podrá generar un retraso en la subida de la leche, lo mismo sucede en las mujeres que sufrieron diabetes gestacional o si ya tenían diabetes. En este caso el retraso puede demorarse más de las 72 horas habituales después del parto. Le leche aparece, después del calostro, dentro de las 24 a 72 horas posteriores al nacimiento del pequeño.

En general este retraso o una baja producción es solo temporal, por eso es muy importante informarle a los profesionales, además de que se controle el peso del bebé y se le brinde algún suplemento si se nota una pérdida importante de peso. Un punto clave es incentivar al bebé colocando piel con piel, así el bebé no tendrá que gastar energía y se estimulará también el organismo de la madre.

En otros caso (no siempre) el hecho de haber pasado por una cesárea de emergencia pude generar un retraso en la subida de la leche, lo mismo que si la madre pasó por una cesárea programada pero estuvo muy asustada o estresada.

Gracias a diferentes trabajos de investigación se pudo saber que el miedo puede ser un inhibidor temporal para la correcta producción de la leche, esto puede retrasar por unos días la normal subida de leche.

Vía | Albalactancia materna
Foto | Pixabay – Pexels

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *