9 marzo 2009 Otros, Padres y madres

prueba de adn

La prueba más exacta para determinar las relaciones de parentesco es la de ADN. Vivimos en un momento en la que se cuestionan, continuamente, los legítimos progenitores de muchos niños (sólo hay que dar una pequeña vuelta por la prensa del corazón). El informe que ofrece esta prueba es totalmente fiable e indica, con total claridad, si el hombre es el padre biológico de la criatura.

Las muestras biológicas que se requieren suelen ser la saliva, la sangre o el pelo (con bulbo). La más recomendable es la de la saliva, tiene una fiabilidad igual que la de sangre y es mucho más cómoda, sobre todo para aquellos que son impresionables. La sanguínea se suele utilizar, sobre todo, para los casos más complejos.

Cuando existe la duda con un menor que disfruta la custodia compartida, tiene que existir un acuerdo entre ambas partes: padre, madre o tutores han de dar su consentimiento para que se realicen los análisis pertinentes, siempre que optemos por un laboratorio público. Todo cambia si acudimos a uno privado. Aquí sólo es necesaria la autorización de una de las partes. Los precios suelen ser asequibles y es, sin duda, la más demandada.

Las distintas pruebas para determinar el parentesco son varias:

  • Estatus no oficial. No sirve como prueba legal sólo para tranquilidad de la familia.
  • Resultados oficiales. Admisibles para propósitos legales.
  • Prueba de paternidad cuando el padre no está disponible. Se le hace la prueba a los abuelos paternos.
  • Prueba de análisis del hermano.
  • Análisis del parentesco. Sólo cuando están disponibles tíos o primos.

Vía | Guía Infantil

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Test de paternidad en casa 15 octubre 2009
  2. Dos bebés intercambiados hace 25 años descubren ahora la verdad 13 agosto 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *