30 noviembre 2012 Embarazo, Otros, Padres y madres

Según un estudio no se encontraron diferencias en las fechas de partoUna de las leyendas urbanas sobre embarazo es que practicar sexo durante las últimas semanas o días ayuda a que el parto se adelante. Esta leyenda se basa en el hecho real de que el esperma contiene una hormona llamada prostaglandina, una hormona que se utiliza de manera sintética para inducir el parto. Sin embargo, hasta el momento no se había realizado ningún estudio que confirmase tal teoría.

Un estudio realizado en Malasia y publicado en la Publicación Internacional de Obstetricia y Ginecología finalmente no ha podido encontrar ninguna diferencia entre las mujeres que practicaron sexo y las que no en relación con la fecha del parto. La investigación la encabezó Tan Peng Chiong, quien quedó decepcionado con el resultado ya que según él hubiese sido una buena excusa para animar a las parejas a que mostrasen su amor con relaciones.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de Chiong realizó dos grupos de embarazadas que estaban entre la semana 35 y 38 de gestación. Más de 1100 embarazadas participaron en el programa. A uno de los grupos el ginecólogo/obstetricia les animó a que practicasen sexo a diario con sus parejas. Al otro grupo se les explicó que aunque podían practicar sexo, no se sabía como podía repercutir en el embarazo. Es decir, les aconsejaron que no lo practicaran.

Así pues, todas llegaron a la fecha del parto en el momento que estaba previsto y ninguno de los grupos tuvo problemas durante el parto y el porcentaje de mujeres que necesitaron intervención médica para ponerse de parto fueron muy similares. Con todo esto, los autores no pudieron encontrar ninguna diferencia entre las que practicaron sexo y las que no. Aún así, indican que el estudio ha servido para confirmar que el sexo no perjudica el embarazo ya que es capaz de soportar sus movimientos e incluso las pequeñas contracciones que pueden producirse al conseguir el orgasmo.

Aunque no sirva para adelantar el parto, siempre nos servirá para estrechar lazos con la pareja e incluso para quitarnos durante un rato los posibles nervios ante la incipiente llegada del bebé. El sexo, también durante el embarazo, tiene que ser deseado por los dos y en este caso intentar elegir las mejores posturas para estar cómoda entre tanta curva.

Vía | Abc
Foto | Flickr-Jonay Hdez

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *