4 julio 2014 Libros, Ocio

Mi niña no tiene sueño

La poesía sigue siendo una de las mejores formas de comunicación para los seres humanos. Más allá de la belleza de sus palabras o el emotivo contenido de sus pensamientos, su musicalidad y ritmo la convierten, también, en un especial juego. Para los niños resulta especialmente atractiva. Del mismo modo que las canciones, las aprenden y gustan recitarlas frente a sus familiares y amigos.

Por eso no es de extrañar que la mayoría de poetas y escritores, que generalmente lo hacen para los adultos, también se dejen llevar por la magia de la literatura infantil, para mantener un corazón joven y lleno de alegría. Pero el caso del escritor catalán Jordi Sierra i Fabra es bien distinto ya que la mayoría de sus escritos van dedicados al público infantil y juvenil. No en vano empezó a escribir cuando sólo tenía 8 años y completó su primera novela con 12. Pero dentro de su vasta creación literaria, también encontramos hermosos poemas como el que aquí os ofrezco.

MI NIÑA NO TIENE SUEÑO

Mi niña no tiene sueño,
no sé quién se lo robó,
tiene los ojos abiertos
y nublado el corazón.

Yo no sé dónde buscar
el sueño que alguien llevó.
Quizá esté en las montañas
o en algún rayo de sol.

Duerme, niña de mi vida,
que esta noche guardo yo
la media luna de sueño
que en tu pecho se escondió.

Mi niña cierra un ojito.
Una estrella la ayudó.
Cuando le bese la frente,
cerrados tiene los dos.

Poema | Recursos Didácticos
Foto | El bagul dels jocs

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *