17 noviembre 2017 Salud

bebé tomando antibiótico

Los antibióticos son esos fármacos que, en algún momento de nuestra vida, han aparecido para ayudarnos a superar algún que otro trastorno de salud. Especialmente en los niños, que son más vulnerables a sufrir invasiones bacterianas y víricas, están presentes a lo largo de su desarrollo. Pero los antibióticos no son un medicamento cualquiera, es necesario que tomemos conciencia y seamos prudentes a la hora de ofrecerla a nuestros hijos, mucho más si todavía son bebés.

Mañana 18 de noviembre, se celebra el Día Europeo del Uso Prudente del Antibiótico, por eso desde la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria, han puesto en marcha una campaña para informar sobre su uso especialmente en bebés. Es así como se pide a la comunidad médica en general, y en especial a los pediatras, que sean prudentes a la hora de recetarlos a sus pacientes.

La mayoría de infecciones infantiles son víricas

Los antibióticos son esos medicamentos que han salvado y salvan millones de vidas cada día. A pesar de tratarse de un fármaco de uso generalizado y bajo costo, por desgracia no llega a todos los rincones del mundo que debiera. Hace sólo unos días alertábamos de la escasez en ciertos lugares de nuestro planeta en los que el uso de antibióticos salvaría millones de vidas en bebés que sufren neumonía.

Sin embargo, y como contrapunto, en los países desarrollados su uso indiscriminado lo convierte en un arma de doble filo. Los antibióticos solo son eficaces para infecciones bacterianas, por lo que aquellas en las que el protagonista es un virus, no tiene ningún efecto. Muy al contrario, lo que consigue es que las bacterias se vuelvan más resistentes y sea mucho más difícil combatirlas. Precisamente se ha comprobado, que a lo largo de la infancia, son muchas más las infecciones víricas que bacterianas las que sufren los peques, por lo que su uso no está justificado.

bebé en el pediatra

El decálogo del buen uso de los antibióticos

Desde nuestro país se ha puesto en marcha la campaña “Antibióticos: tómatelos en serio”, dirigida a toda la población pero en especial a los niños. Es así como desde la comunidad pediátrica quieren poner sobre aviso a sus profesionales para que sean cuidadosos y prudentes a la hora de recetarlo a los más pequeños, no haciéndolo de forma indiscriminada y como solución más cómoda y viable.

Pero como el uso de antibióticos es un problema global que afecta a toda la población, las autoridades sanitarias han creado un decálogo del buen uso de los antibióticos:

1-Los antibióticos han salvado millones de vidas.
2- Solo son eficaces para las infecciones causadas por bacterias.
3- La fiebre no se trata con antibióticos.
4- La ley prohíbe vender antibióticos sin receta.
5- No se deben usar los antibióticos que nos hayan sobrado de otros tratamientos.
6- Los antibióticos se deben tomar en las dosis, pautas y tiempo indicado por el médico.
7- No se debe suspender el tratamiento aunque hayan desaparecido los síntomas.
8- Son medicamentos seguros aunque puede aparecer algún síntoma adverso.
9- Los antibióticos mal usados dejan de ser efectivos.
10- Deben utilizarse con precaución en el embarazo y durante la lactancia.

Página Oficial | Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria
Fotos | Su médico y Mamá y bebé

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *