30 abril 2012 Salud

Nuevas técnicas protegen a los bebés durante la cirugía
La cirugía en bebés y niños es más delicada que en los adultos por su reducido tamaño y la cantidad de sangre que tienen sus cuerpecitos en comparación con los mayores. Pese a ello, cada día son operados miles de niños con resultados excelentes. Pero los científicos siguen investigando para reducir riesgos.

En el caso de la cirugía cardíaca para reparar un defecto congénito, con el que se nace, el riesgo de lesión cerebral es de un 30 a un 70 por ciento. Estos defectos afectan a 8 de cada mil recién nacidos. Hasta ahora los cirujanos no tenían forma de ver si la operación del corazón podría estar afectando al cerebro, pero dos nuevas técnicas están dando resultados muy satisfactorios.

Una de ellas es la monitorización de la autorregulación durante la cirugía, una técnica no invasiva que determina si el flujo sanguíneo al cerebro puede ser insuficiente. La otra es una prueba sanguínea en la que una pequeña muestra d sangre puede detectar una lesión cerebral durante la cirugía.

De momento los datos de la aplicación de ambos métodos son preliminares y no han sido evaluados por otros especialistas ajenos a las investigaciones, pero los resultados son prometedores. El próximo estudio previsto será comprobar la eficacia de ambas técnicas a los 18 meses tras al intervención quirúrgica. Al menos sabemos que se está investigando, algo que con los niños no es tan frecuente como debería ser.

Vía | Healthfinder
Foto | Flickr-Daniel Hefi

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 mayo 2012
  2. Transplante de riñón, opción favorable para menores con ese problema 11 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *