7 febrero 2012 Noticias, Salud

Hasta cuatro veces más de riesgo tienen estos niños

La revista “Diabetology” ha publicado un estudio realizado por investigadores del Reino Unido en el que demuestran la relación entre la diabetes materna y las malformaciones congénitas. Según los expertos esto podría deberse a la falta de control de los niveles de azúcar antes de concebir. De hecho, los especialistas recomiendan a todas las mujeres con tipo 1 o tipo 2 de diabetes que se realicen controles de azúcar si están intentando quedarse en estado.

Los autores del estudio concretamente encontraron que las cardiopatías congénitas y los casos de espina bífida se incrementaban entre las mujeres que presentaban esta patología. Para llevar a cabo el estudio se controlaron 400.000 embarazos entre ellos, 1677 eran de mujeres diabéticas. Cuando revisaron los resultados pudieron comprobar que el porcentaje de niños con estos defectos congénitos era de 19 por cada mil nacimientos en los casos de mujeres sanas, mientras que la cifra aumentaba a 72 por cada mil nacimientos si las madres eran diabéticas.

Según la directora del estudio, Ruth Bell, estas anomalías se dieron en la mayoría de los casos entre la semana seis y cuatro de embarazo. Sin embargo, si la diabetes es controlada con perioicidad y con la ayuda de profesionales antes y durante el embarazo la mayoría de las mujeres diabéticas logran tener un embarazo sano. Lo importante es buscar asesoramiento en cuanto decidas que quieres ser mamá puesto que se debe preparar el cuerpo aún estando sana.

Vía | Diario Siglo XXI
Foto | Flickr-Jessicafm

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 febrero 2012
  2. Síndrome de Pierre Robin 9 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *