20 diciembre 2014 Entretenimiento, Ocio

manualidad: árbol de tela

Ya estamos en Navidad y seguro que todavía nos quedan muchas cosas por realizar antes del esperado día. La decoración es una de esas partes más importantes con las que nos enfrentamos en estas fiestas, dejar la casa bien bonita, con esos detalles típicos de estos días, es una de las divertidas normas que solemos cumplir con total precisión. Pero si en casa tenemos un bebé, es importante que tengamos en cuenta su seguridad, los adornos pequeños, el árbol o las luces, pueden ser potenciales símbolos de peligro para los peques.

Pero proteger su seguridad no tiene que significar que los adornos se vuelvan horrorosos o no podamos disfrutar de ellos. Mira que precioso árbol, hecho con telas, se ha confeccionado para que el bebé lo disfrute sin peligro. Los adornos también se han fabricado con este material, así que además de simpático y muy divertido, también es de lo más seguro.

Lo primero que vamos a hacer es fabricarnos un cono que nos servirá como base. Lo podemos hacer con cartón, quedando hueco en el interior, o también con gomaespuma o un trozo de esponja grande. Así quedará más firme. Antes de ir colocando las “ramas”, con un trozo de tela marrón simularemos, en la base, el tronco, que lo pegaremos al cono.

Después vamos a coger telas de un tono verde. Las vamos a ir cortando con forma de ondas, para que nuestro árbol quede por capas y simule las distintas ramas. Lo ideal es que tomes las medidas y lo cosas, si tienes una máquina de coser te resultará sencillo, pero si no la tienes también puedes hacerlo pegándolas al cono, empezando siempre por la parte de abajo para que las superiores vayan cayendo encima.

El paso siguiente será ir pegando botones alrededor del árbol en los que iremos colgando los distintos adornos. El remate final de nuestro árbol será la estrella, que pegaremos en la cima después de recortarla en tela amarilla. Y como último paso iremos colgando los adornos que habremos fabricado con tela, o goma eva, según nuestros gustos. Un dulce, Papá Noel, un reno, una bola brillante… cualquier cosa que se nos ocurra puede ir colgado de nuestro particular, y muy seguro, árbol de Navidad.

Foto | Chupetes personalizados

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *