13 diciembre 2014 Consejos, Seguridad

Peligros del árbol de navidad

Ya estamos en Navidad y parece que todo a nuestro alrededor ha cambiado de color. Incluso la decoración de nuestro hogar admite nuevas formas y elementos que nos recuerden que estamos en una época de lo más especial. Pero nunca debemos olvidar, especialmente cuando tenemos bebés, que debemos llevar mucho cuidado con el fin de evitar cualquier peligro. Incluso donde no lo hay, los peques encuentran razones para caer en accidentes.

Uno de esos focos de peligro suelen ser los árboles de Navidad. No es necesario que renuncies a ellos durante estos días, pero si sigues algunas indicaciones, lo convertirás en más seguro para todos, especialmente para tu pequeño.

  • Mejor si elegimos el árbol artificial. El natural desprende ramitas que pueden ser ingeridas por el peque. Además asegúrate de que es resistente al calor y no fácilmente inflamable.
  • Colócalo a una altura considerable para que el peque no llegue a él. Sobre un taburete, una mesita o cualquier estructura sólida, de esta forma te aseguras que no se lo tira encima o se lleva a la boca cualquiera de los adornos.
  • Cuidado con los adornos que colocamos. Mejor que sean grandes y de una sola pieza. Aquellos que llevan aristas, son frágiles o pequeños pueden resultar todo un peligro para los niños.
  • Mucho ojo con las luces. Es cierto que un árbol sin luces queda mucho más soso, pero ten en cuenta que estos cables son una tentación para los pequeños. Tirar del cable puede originar la caída del árbol sobre ellos, llevarse a la boca las pequeñas bombillas o, en el peor de los casos, llegar a la electrocución.

Vía | Consumer
Foto | 1zoom

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *