15 febrero 2017 Desarrollo

Ayudarlos en su desarrollo es muy importante

En el siguiente artículo podrás encontrar muy buenos ejercicios para la estimulación temprana de tu bebé, desde el momento de nacimiento hasta que lleguen a los 12 meses.

Si buscas una correcta estimulación temprana en su sistema motor grueso nada mejor que brindarle al bebé un masaje frotando con un paño suave aceite o crema en su pequeño cuerpo provocando sutiles caricias. Así se estará favoreciendo el sentido del tacto y generando importantes lazos de empatía.

Otro punto clave cuando estamos buscando alcanzar la mejor estimulación temprana es ayudarlos a controlar su cabeza, desde los primeros meses podremos acostarlos boca abajo y le colocaremos algunos juguetes que tengan llamativos colores y sonidos para así incentivarlos a levantar su cabeza. Podemos notar como este movimiento le cuesta en un comienzo, en eso caso lo mejor es colocar una pequeña cobija debajo de su pecho y hombros, de esta forma estarás favoreciendo el trabajo.

Para estimular su lenguaje deberemos hablarle en el momento de dormirlo, sonreírle, cantarle de manera suave.

Estimular el sistema motor fino

Otra forma de estimulación temprana se relaciona al desarrollo motor fino, para ello deberemos incentivar el desarrollo de la coordinación de sus manos. Colocaremos un dedo en la palma de sus manos y así, la cerrará, una manera fácil y práctica de estimular sus reflejos. Si notamos que el bebé siempre está con su manita cerrada podremos frotarle desde el dedo meñique hasta su muñeca para que comiencen a abrir su mano e intente agarrar el dedo. Estos ejercicios simples de realizar estarán fomentando a nuestro pequeño bebé a desarrollar su psicomotricidad.

Estimulación temprana de su aspecto social

Si estás buscando estimularlos en su aspecto social podrás realizar el siguiente ejercicio: mirándose en un espejo tendrás que colocar al bebé en un sito en donde esté cómodo y deberás dejarlo que se mire y empiece a reconocerse, podrás mirarte junto a él, comenzar a sonreír, mover las manos haciendo señales. Así estarás estimulando su sentido de autoconocimiento corporal.

Desarrollo del lenguaje

Para estimular su lenguaje deberemos hablarle en el momento de dormirlo, sonreírle, cantarle de manera suave, llamarlo suavemente por su nombre. Mientras realices las actividades cotidianas puedes ir contándole todo lo que haces con un lenguaje que sea claro, simple.

Desarrollo cognitivo

Un típico ejercicio de estimulación temprana es aparecer y desaparecer detrás de una manta, frente a él. Cuando suelte algún juguete dejar que lo recoja. Además podrás darle un pequeño y suave golpe en la punta de su nariz, una forma de estimular el reflejo de parpadeo.

Para qué sirve la estimulación temprana

La estimulación temprana brinda muchos beneficios a los bebés, beneficios que van más allá de su desarrollo intelectual, pueden ayudarlos a mejorar el desarrollo del lenguaje y de las principales áreas del desarrollo emocional y social.

Es fundamental que incorpores la estimulación temprana en la vida de nuestros bebés, en la rutina diaria podrás generar experiencias de aprendizaje, ya sea a la hora de bañarse o a la hora de comer.

Vía | Tu gimnasia cerebral
Foto | Pixabay – OneLife

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *