17 marzo 2017 Seguridad

Quitar todo lo que pueda resultar peligroso para el bebé

A la hora de elegir ropa de cama para bebés no sólo tienes que tener presente el diseño y los colores sino que, además, deberás pensar en la seguridad y en en confort de los pequeños. Dentro de tu presupuesto intenta elegir productos que sean confeccionados con una importante concentración de algodón.

Las telas de algodón son muy suaves al tacto, por su forma de trabajarlo permiten una óptima ventilación y son hipoalergénicas para los más pequeños, incluso para los bebés recién nacidos.

Para dormir tendrás que tener un set de productos básicos y existirán otros elementos que deberás quitarlos de la cuna. Los cojines y las almohadas no se deben usar, lo mismo que los muñecos de peluche. Las mantas y los cobertores es mejor evitarlos, pero en el caso de usarlos tendrán que colocarse bien ceñidos al colchón, solo deberán cubrir al bebé hasta la altura del pecho.

Tanto los cobertores como las sábanas tendrán que estar correctamente ajustados al colchón.

Verificar siempre el estado de las cuerdas, cintas y lazos, si se encuentran para sujetar algún elemento de la cuna deberán quedar del lado de afuera, lejos del alcance de los pequeños y formando únicamente lazadas muy pequeñas. Retirar los protectores acolchonados o armarlos solo en los costados de la cuna.

Cuando acuestes a dormir al bebé su cunita tendrá que tener un buen espacio y deberá estar lo más despejada posible, sin elementos que puedan molestarle o caer sobre él.

Al adquirir un producto nuevo para el bebé siempre será necesario tomarse el tiempo para leer detenidamente las instrucciones y las etiquetas, se deberá seguir al pie de la letra el cuidado de las prendas. No hay que quitar las etiquetas adheridas a las prendas del bebé, así se podrá leerlas cuando sea necesario y recordar la información que se brindan en ellas.

Los productos hipoalergénicos son los ideales para el bebé.

Cómo cuidar las prendas y accesorios pensados para el bebé

Los accesorios que se anexarán a su cuna deberán estar firmemente amarrados, nos referimos puntualmente a los protectores acolchonados o elementos parecidos que se tienen que amarrar hacia el exterior de su cuna.

Como te dijimos anteriormente los lazos deben ser cortos, de una longitud tal que los bebés no se enreden en ellas pudiéndose estrangular, la lazada deberá ser de un tamaño inferior a la de la cabeza.

Tanto los cobertores como las sábanas tendrán que estar correctamente ajustados al colchón, si no queda la tela floja se evitará que se enrosque. Nunca usar los portapañales o las pañaleras en la cuna, tienen que estar lejos de esta y no colgadas a los costados.

Retirar los protectores de las cunas, los móviles y todo tipo de producto en que se puedan enredar cuando los bebés empiezan a pararse por sí solos.

Sin importar su edad se tiene que retirar todos los elementos accesorios de la cuna ya que se podría ocasionar un accidente.

Vía | Seguridad de productos
Foto | Pixabay – Pexels

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *