10 marzo 2017 Seguridad

Verificar la seguridad de los elementos

A la hora de elegir la ropa de cama de los niños deberemos tener en cuenta algunos aspectos, si bien sus colores y decoración podrán ser importantes algunos puntos, como los materiales con los que se confeccionan y los modelos serán claves para asegurarnos un gran confort y la seguridad necesaria.

Pensemos que los bebés pasan gran parte del día durmiendo, por eso deberemos conseguir que su habitación, además de bonita, sea realmente segura. Todos los elementos que vayamos a comprar para su descanso deberán ser pensados y evaluados de manera individual y en base a este punto.

Además, tendremos que pensar en el modelo de la cuna, sus juguetes y los accesorios que completen su habitación tendrán que se creados de manera tal que nos ayuden a prevenir los accidentes.

Desde la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (en inglés CPSC), la Universidad de Maryland y la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington se realizaron diferentes investigaciones gracias a las cuales se pudo saber que los colchones o camas blandas no son buenas para los bebés, muchas de ellas pueden generar la muerte de los pequeños por sofocación.

El colchón que usará el bebé no deberá ser blando, fácilmente maleable o de un tamaño menor al de la cuna.

Este estudio pudo determinar que el 30 por ciento de los pequeños que habían muerto por el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante fueron encontrados con la boca abierta y la nariz cubierta por ropa de cama blanda.

A continuación te brindaremos algunos objetos que podrán ser peligrosos para los bebés, aclarando que en sí no son peligrosos sino que el riesgo de ocasionar accidentes se genera por su mal uso.

El colchón que usará el bebé no deberá ser blando, fácilmente maleable o de un tamaño menor al de la cuna. Evitar que el bebé duerma con cojines o almohadas, estos elementos solo tienen un fin decorativo y deberán ser usados unicamente con este fin, quitándolos de las cunas cuando se acuesten los bebés. Lo mismo podemos decir de los muñecos de peluche.

Las mantas, frazadas o cobertores son elementos de gran tamaño que podrán enredarse en los bebés y generarles asfixia o generar estrangulación Las sábanas usarlas muy ajustadas, caso contrario podrán generar el mismo riesgo que las frazadas.

Si quieres colocar un monitor cerca del bebé que sea inalámbrico. No se deben usar los modelos con cables cerca de ellos. Los diferentes elementos que vayas a usar para decorar su habitación no tendrá que tener cintas, cuerdas o lazos, especialmente los que tengan lazadas grandes.

Cuando uses protectores acolchonados recuerda sujetarlos correctamente a la cuna, si no se hace se podrán caer sobre el bebé.

Si vas a comprar elementos para la cuna recuerda verificar que el espacio entre la cuna y los bordes del colchón no sea superior a los dos dedos de ancho. Escoge sábanas que queden perfectamente ajustadas al colchón. Lo ideal sera usar ropa para dormir que sea abrigada y no mantas anchas y pesadas.

Vía | Seguridad de productos
Foto | Pixabay – EricaWittlieb

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *