9 diciembre 2009 Opinión, Otros

la decoracion navideña en un hogar con niños

Una de las actividades más divertidas que nos trae la Navidad es la de la decoración hogareña a fin de recibir, como se merece, tan especial evento. Cuando la casa es habitada sólo por personas adultas, por regla general, se suele tener especial cuidado en la combinación de colores, en la perfecta armonía entre los adornos y los espacios a ocupar y, sobre todo, en la sencillez y mesura, creando un perfecto equilibrio entre nuestro hábitat del día a día y el extraordinario de las fiestas.

Pero todo cambia cuando llega un niño a casa. De repente, nuestro concepto de la decoración se torna anárquico y caprichoso, divertido y especialmente amatorio. ¿Quién se niega a poner esos garabatos dispares y coloristas que, según la criatura, significan un Papá Noel cayendo por la chimenea?… Quizás si echamos a un lado la marmórea y perfecta Virgen María de porcelana, podamos incluir a ese pastor de plastilina que anda esculpiendo toda la tarde y que representa el símbolo efímero y eterno de una infancia que puja por encontrar su sitio dentro del mundo de la creatividad.

Por eso es fácil, cuando llegamos de visita a una casa donde viven niños, que todo en ella sea, felizmente, un aplauso inocente hacia los adornos navideños. Cuelgan bolas de papel del abeto, la dorada estrella se ha convertido en una cartulina salpicada de purpurina y en el portal de Belén hay tantos personajes que una ya no sabe distinguir a San José de Pocoyó o a los Reyes Magos que se pierden en el mundo de los Pin y Pon.

Pero es que el mundo navideño es así. Más allá de las múltiples definiciones, protocolos o tradiciones que nos mande nuestro corazón o nuestra conciencia, existe la luz creativa de la infancia, aquella que desconoce el equilibro de los dorados o la mesura en las escarchadas flores de pascua. Por eso, si tienes niños pequeños olvídate, al menos esta Navidad, de seguir las tendencias de los diseños de moda, mejor déjate aconsejar por los nuevos diseñadores que, seguro, harán de tu hogar el más cálido rincón para celebrar una verdadera Navidad.

Imagen | whisKaz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Manualidades con niños: Bolas de papel para el árbol de Navidad 9 diciembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *