25 febrero 2017 Consejos

Cuidar su piel es muy importante

Nuestros pequeños requieren de diferentes productos para su higiene diaria, a medida van creciendo sus necesidades irán cambiando. Dentro de la cosmética de los bebés podremos encontrar productos para su hidratación, para la higiene y para el cuidado de su delicada piel.

En las tiendas especializadas encontraremos una gran cantidad de productos que son para sus necesidades básicas y otros productos que tienen un uso más superfluos.

La piel de los niños es mucho más delicada que la de los adultos por eso no pueden usar los mismos productos ya que no tienen la protección necesaria frente a la acción de distintos químicos o hacia la agresión de distintos agentes externos.

En el momento de su nacimiento los niños tendrán sobre su piel y una capa protectora blanquecina, un poco grasa que se denomina ‘vérnix caseoso’, en ella se encuentran secreciones grasas de sus glándulas sebáceas y células epiteliales. Gracias a esta capa el niño estará cuidado de la humedad del líquido amniótico, de las distintas rozaduras y de las bacterias.

La piel de los niños es mucho más delicada que la de los adultos por eso no pueden usar los mismos productos.

Algunos médicos consideran que no se debe limpiar esta capa usando jabones, solo será necesario asear el pequeño con agua templado para quitar los restos de sangre y después masajear su piel para dejar que la capa se vaya absorbiendo. Así el ‘vérnix’ quedará intacto.

Después de este primer baño que se le dará al nacer no será necesario bañarlo todos los días por un par de semanas, solo se tendrá que limpiar usando agua las zonas de su cuerpo que podrán ensuciarse.

Su piel es mucho más sensible y delicada que la de los adultos, así que de no cuidarla adecuadamente se podrá irritar con mucha facilidad. A medida van pasando los meses podrá necesitar algún champú que sea muy suave o un gel de baño especial para bebés, tiene que ser lo más orgánico posible e hipoalergénico.

Si notamos que su piel luce y se siente seca podremos usar alguna crema en la piel o alguna loción específica para los más pequeños. Cuando tengan mucho cabello se necesitará usar un champú, si no tiene pelo bastará con limpiar la zona con agua o con una toalla húmeda.

A la hora de comprar un champú elegir el que sea más suave, sin fragancias artificiales no colorantes, tampoco tendrán que tener conservante que puedan generar alergias o que resulten irritantes, puedes leer todas estas características en su etiqueta. Los conservantes podrán aparecer con el nombre de quaternium 15, parabenes o imidazolidin urea. Tampoco se tiene que adquirir productos que tengan dietanolamina o trietanolamina, estos productos se han retirado del mercado ya que pueden resultar malos para la piel.

Los mejores y más eficientes son los que tiene, en lugar de conservantes artificiales, extractos de semillas de cítricos, vitaminas A, C y E. En muchos casos notamos que en la cabeza de los bebés aparece la denominada costra láctea, se trata de unas escamas grasas (si bien es normal en su cabeza también pueden parecer en otras partes del cuerpo), para poder eliminarlas se puede emplear un champú suave y un cepillo que tenga cerdas muy suaves, siempre de nailon, no se aconseja que sea de cerdas naturales ya que son más propensas de juntar bacterias.

Vía | Blog hola
Foto | Pixabay – Nguyenhuyentrang17280

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *