24 mayo 2013 Fertilidad, Noticias

Es madre y no tiene ovarios
En julio de 2012 nació Lucas. Nadie daba por hecho que este bebé llegara al mundo debido a los antecedentes de salud que tenía su madre. Mercedes, que ahora tiene 31 años, había sido operada en 2001, después de haberle diagnosticado tumores en ambos ovarios, por lo que se los tuvieron que extirpar. En ese momento, y sabiendo que un día quería ser madre, se le extrajo tejido ovárico sano y se congeló, esperando que la llamada de la maternidad llegara. Y llegó.

Este pequeño, gran milagro, se ha producido en el Hospital Sant Joan de Déu, en Barcelona, resultando ser un hito importantísimo en lo que ha reproducción asistida se refiere, ya que es el primer caso que se consigue en nuestro país, y el segundo que, mediante este método, se lleva a cabo en el mundo.

El tejido ovárico se extrae antes de que las pacientes reciban quimioterapia o radioterapia para el tratamiento de sus distintas patologías. Así queda totalmente sano y fuera de peligro, quedando congelado durante el tiempo que decidan o puedan ser madres.

Según ha comentado el jefe clínico del Servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital, Justo Callejo, este centro sanitario tiene muy en cuenta los deseos de aquellas mujeres que, habiendo padecido una enfermedad oncológica, expresan sus deseos de poder ser madres en un futuro, por lo que se les habilita un método esperanzador con el que conseguir su deseo. Así han sido más de 250 mujeres, entre 6 y 38 años, las que han dejado su tejido ovárico sano, para que en un futuro sea el inicio de una nueva vida.

Vía | ABC

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *