4 julio 2017 Embarazo

Cómo detectar que llegó el gran momento

En el siguiente artículo te contaremos acerca de qué son y cómo se manifiestan las contracciones de parto. Comenzaremos por contarte que las contracciones son la forma en que el cuerpo se prepara para el nacimiento del bebé. Tengamos presente que el útero es un músculo y, como tal, cuentan con una etapa de contracción y otra de relajación.

En el momento en que se contraen se genera una presión en su parte superior del útero que se extiende hacia todo el órgano para así poder empujar al pequeño hacia el canal cervical.

Una de las maneras más claras de que se está experimentando una contracción es que se endurece el abdomen. En el caso de que sean contracciones verdaderas de parto seguramente estarán acompañadas de dolor.

Una de las maneras más claras de que se está experimentando una contracción es que se endurece el abdomen.

Muchas mujeres tienen contracciones durante toda la gestación, aunque en muchas oportunidades las mujeres embarazadas no lo notarán. Acercándose a la sexta semana del embarazo se empezarán a tener las contracciones denominadas ‘de práctica’ o contracciones uterinas Braxton Hicks.

En ocasiones puede ser difícil distinguir las contracciones verdaderas de las que son de práctica ya que estas últimas son bastante dolorosas cuando se acerca el final del embarazo. Algunos profesionales pueden elegir por realizar un examen del cuello uterino con el fin de verificar de qué tipo de contracciones se está hablando Cuando el cuello uterino comienza a dilatarse o borrarse es una señal de que el verdadero parto empezó.

Señales para identificar las contracciones

Existen algunas claras señales que ayudarán a identificar qué tipo de contracciones se tienen. Las contracciones de falso parto o contracciones de práctica no se presentan en intervalos regulares, las mismas fluctúan en un patrón inconscientes, no tienen ni la misma duración ni la misma intensidad. Seguramente desaparecerán si se descansa, se cambia de posición o se toma una buena cantidad de agua. Se estima que este tipo de contracción puede ser consecuencia de una deshidratación.

El dolor de las contracciones de falso parto aparecen en la parte baja del abdomen, nunca en la espalda (como sucede con las contracciones verdaderas).

En el caso de las contracciones verdaderas o contracciones de parto se presentan de manera muy separada, por ejemplo, cada 15 o 20 minutos, después se comienzan a hacer más frecuentes y consistentes. Cuando se acerca la parte más activa del parto se realizarán cada 5 minutos y cada contracción tendrá una duración de 40 a 60 segundos cada una. Y su dolor se incrementará de manera tanto en intensidad como en constancia. A pesar de cambiar de posición el dolor persistirá. Seguramente notarás que las contracciones te ‘avisarán’ cuando es el momento de salir al sanatorio u hospital.

Tengamos en cuenta que no todas las embarazadas sentirán las contracciones de la misma manera. La partera y licenciada del Santa Fe Midwifery & Women’s Health, Elena Campili Stauss, señala que: “Las mamás cuyos bebés vienen en posición posterior (la espalda del bebé está apoyada contra la espalda de la mamá), por ejemplo, sienten un dolor muy intenso en la parte baja de la espalda“. En otras mujeres el dolor de las contracciones será similar a un cólico menstrual pero más agudo.

Vía | Baby center en Español
Foto | Pixabay – Hemecy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *