19 agosto 2017 Juegos y juguetes

Cómo elegir el modelo correcto

En la siguiente entrada hablaremos acerca de los columpios para los bebés, si son bueno o no y cuáles son los puntos claves que deberemos tener en cuenta a la hora de adquirir uno.

Para muchos bebés estar en un columpio y poderse mecer puede volverse un momento de gran felicidad y calma, algunos llegan a dormirse en ellos. Pero existen otros pequeños que no disfrutan de ellos, así que, antes de ir a comprar uno te aconsejamos que le pidas a una amiga o conocida que que preste uno para ver la reacción del niño.

Un punto fundamental es nunca dejar solo al niño en el columpio, ya que se podría caer de manera accidental y lastimar. Existen columpios pensados para cada edad de los bebés. En la mayoría de los casos se recomienda que se dejen de usar los columpios para bebés si su peso supera los 11 kilos. Recuerda siempre leer bien las instrucciones para chequear el límite de peso y otras reglas se seguridad.

Un punto fundamental es nunca dejar solo al niño en el columpio, ya que se podría caer de manera accidental y lastimar.

Los columpios tendrán que ser usados de manera moderada, nunca deberán ser una opción que evite el contacto con las personas.

Características de los columpios

Existen algunas características de los columpios que se deberán tener en cuenta cuando se vaya a comprar uno. Algunos funcionan a cuerda y otros a pilas, otros modelos se encuentran pensados para tener un adaptador para electricidad.

Algunos padres prefieren el modelo que se maneja a cuerda ya que el movimiento va disminuyendo lentamente, y la energía se terminará cuando los padres lo decidan. Los que funcionan a pilas y electricidad son más prácticos, ya que no será necesario darle cuerda de forma continua.

Todo columpio para bebés tendrá que tener tirantes y cinturones de seguridad. Así se evitará que el niño pueda caerse. Además, elegir un modelo que tenga el asiento que se pueda quitar para limpiarlo, es normal que el bebé se babee o le salga un poquito de pipí de los pañales, por eso es tan importante pensar en los que tengan cubierta lavable. Tendrá que estar asegurado con broches de seguridad resistentes o una buena costura.

El asiento deberá ser cómodo, muchos modelos cuentan con asientos reclinables, cuanto más se reclinen más confortables serán para los niños. El asiento tendrá que ser acolchonado.

En el caso de que se quiera usar el columpio en el exterior pensar en un modelo que tenga un toldo, para así poder protegerlo de los rayos solares.

Recuerda siempre moderar el uso ya que estar largas horas en él no ayudará a que el pequeño desarrolle sus habilidades motoras como gatear, subir, explorar. Pero en determinados momentos será ideal para calmarlos.

Vía | Tierra en las manos
Foto | Pixabay – Stocksanp

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *