4 diciembre 2012 Entretenimiento, Ocio

O circo do mundo, un bar que es guardería
Salir a tomarse un café, un aperitivo o un helado con los amigos, cuando tenemos niños, es a veces demasiado complicado. Primero los locales no están acondicionados para que pasemos con las sillitas de paseo, luego hay demasiados elementos peligrosos a mano, tanto para que nuestro niño se haga daño, como para que la suntuosa decoración del local acabe hecha añicos, y, sobre todo, acabará aburriéndose hasta la extenuación por mucho que nuestra cita sea de lo más divertida.

Por eso a una mamá de Lalín, en Pontevedra, que tiene un bar y una niña de 21 meses, se le ha ocurrido la feliz idea de crear un espacio común para todos. “O circo do Mundo” es una cafetería-bar para que los papás disfruten de sus relaciones sociales, mientras los peques disponen de un lugar de ocio, con servicio de guardería e, incluso, talleres especializados para que aprendan y se diviertan al mismo tiempo.

En esta especial cafetería, alejada de las que venimos conociendo habitualmente y en la que no existen colchonetas, ni laberintos, ni piscinas de bolas, los bebés encuentran un montón de estímulos en los juegos sencillos, dinámicas simpáticas para aprender nuevas experiencias, teniendo a mano todo aquellos juguetes y objetos que les puedan entretener y divertir durante un buen rato.

Pero, además, “O Circo do Mundo” ofrece talleres especializados tanto para bebés como para más mayorcitos. Pintura, juguetes reciclados, masajes, musicoterapia o psicomotricidad pueden ser algunos de los que podemos elegir entre una variada oferta. Eso sí, la asistencia al local no implica la obligación de tener que asistir a los talleres, aunque por dos o tres euros puedes conseguir estímulos extras para tu pequeño mientras tú sigues con tu vida social.

Vía | Faro de Vigo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 diciembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *