8 octubre 2012 Otros, Parto

Cielo estoy de parto, llama al...fotógrafo
Vivimos en una época en que si algo no queda registrado en un vídeo o una foto es como si no hubiera existido nunca. A nuestros peques se les puede ver creciendo en imágenes, tantas que a menudo es complicado poner un poco de orden entre el maremágnum de información gráfica. Si guardamos su ecografía y cada pequeñez que hacen, ¿porqué no su nacimiento? Meter un fotógrafo profesional en el paritorio parece la última tendencia que se está implantando en Estados Unidos.

Es cierto que muchos papás hace tiempo que graban el parto, pero hablamos de profesionalizarlo, como las fotos de boda o Comunión. La futura mamá contacta con el fotógrafo en cuanto sabe de su embarazo, para que pueda incluirla en su agenda sin coincidir la fecha prevista de parto con la de otra mamá. Después solo queda esperar.

Como un médico de guardia, cuando se acerca la fecha el fotógrafo no se separa de su móvil y su cámara, en cualquier momento esa mujer le dirá a su pareja “cariño estoy de parto, llama al fotógrafo”. Y por una cifra que varía entre los 550 y los 1.500 euros este profesional se desplaza donde le digan cámara en mano.

Todo se habla y acuerda previamente, desde que momento comienza a trabajar, por ejemplo cuando mamá ya ha dilatado 6 centímetros, que tipo de fotos quieren los padres, si deben ser explícitas o solo detalles, e incluso si mamá tiene un lado bueno o malo. Lógicamente también se debería hablar con el equipo médico previamente, a fin de cuentas un paritorio no es un espacio público, y lo primero es el bebé y que tanto mamá como los profesionales sanitarios puedan trabajar.

No se si esto llegará a España, supongo que sí, y que en breve Facebook se llenará de fotos de mujeres sudorosas y bebés coronando. Allá cada una, ¿tu lo harías?. Yo no pienso enseñar a mi niña nuestra primera foto juntas recién nacida, con esos pelos, esa cara de cansancio y además hinchada, la vía, etc. hasta que no sea madre, no sea que se le quiten las ganas de ser mamá. Al menos espero que las mamás que llaman al fotógrafo no sean las mismas que se quejan de que haya estudiantes en su parto.

Vía | The New York Times
Foto | Flickr-JoshSchulz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *