13 septiembre 2017 Embarazo, Salud

antiepilépticos y embarazo

Sabemos que tomar medicamentos en el embarazo es totalmente contraproducente para el desarrollo del bebé. Sólo en algunos casos especiales, tratándose de enfermedades puntuales en la madre, y siempre supervisados por el ginecólogo, son permitidos.

Entre esos trastornos que pueda padecer la madre nos encontramos con la epilepsia, enfermedad que debe ser tratada y controlada ya que podría suponer un grave riesgo, tanto para la embarazada como para el bebé. Este podría ser uno de esos casos especiales en los que la madre debe seguir manteniendo su tratamiento. Pero estos fármacos ¿son tan eficaces y seguros como parecen? Varios estudios demuestran que no.

Mayor riesgo de autismo y malformaciones congénitas

Hace unos años, un estudio realizado en Dinamarca comprobó como el fármaco conocido como Valproato incide en el desarrollo neuronal del bebé, por lo que se llegó a la conclusión que podría ser uno de los causantes del autismo. Este medicamento está indicado para pacientes que sufren epilepsia o trastorno bipolar. Aunque durante décadas se ha considerado totalmente seguro, más evidencias demuestran que resulta ser mucho más perjudicial de lo que parece.

Según las autoridades sanitarias francesas, el Valproato podría ser el causante de más de 4 mil malformaciones congénitas en recién nacidos. Según las estadísticas, las mujeres que tomaron este medicamento a lo largo de la gestación, tienen 4 veces más probabilidades de que su bebé nazca con graves problemas físicos.

Los defectos más característicos que producen este medicamento es la espina bífida, problemas en el corazón y en los órganos genitales. De igual forma se volvió a confirmar que el riesgo de que el bebé padeciera autismo u otros problemas de desarrollo, también aumentaba.

Espina Bífida

Una asociación francesa ha demandado a la compañía farmacéutica

El Valproato se comercializa en todo el mundo y, parece ser, resulta eficaz para tratar los problemas de epilepsia y bipolaridad. Sin embargo, ya desde la década de los 80 se conocían algunas de las graves consecuencias que podía acarrear su ingesta a lo largo del embarazo, algo que, al parecer se ha obviado en el importante número de enfermas que lo han tomado en la gestación.

De momento, en Francia, son muchas las familias, cuyos niños presentan malformaciones debido a este fármaco, que han querido unir sus fuerzas para demandar a la empresa que comercializa este medicamento, alegando que no se advirtió adecuadamente de los riesgos que entrañaba. Esta asociación estima que los afectados, entre niños y familiares, estará entre 30 mil y 50 mil.

Vía | Telecinco
Fotos | El embarazo y Columna vertebral

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *