Lactancia

Lactancia

Escrito por: Belén    7 diciembre 2008     23 Comentarios     1 minuto

Sin ninguna duda, la leche materna es el mejor alimento para tu bebé durante sus primeros meses de vida.

Amamantar es un acto natural, pero que requiere práctica. Si eres primeriza, tu bebé y tú, os enfrentaís a una situación nueva que debeís afrontar juntos.

Cuando nace tu niño, en tu cuerpo las hormonas bullen, te sientes cansada, rara y en ocasiones nerviosa. Lo primero que debes intentar es estar relajada, eso incluye quedarte sola con tu bebé en la habitación, si lo crees oportuno. No te preocupes, tus familiares y amigos entenderán tu necesidad de intimidad.

Coloca a tu bebé cerca de tu pecho en alguna de las posturas que aprendiste en el curso de preparación, o pide ayuda a las enfermeras o alguien con experiencia. Es importante que vigiles que penetra en la boca del bebé tanto el pezón como la areola, y que seas consciente de adoptar una postura correcta para no dañar tu espalda.

Aprovecha estos momentos para acariciar, sonreir y hablar con tu bebé, es vuestro momento íntimo.

Papá puede ser de gran ayuda, por un lado logrando un ambiente tranquilo y por otro, puede ser el encargado de ayudar al pequeño a expulsar los gases despues de cada toma.

Ten paciencia y se constante, comprobarás que en un corto plazo de tiempo, ambos os habreís convertido en expertos y podrás disfrutar de esta increíble experiencia.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.