Cuidados con el sonido de los juguetes

Cuidados con el sonido de los juguetes

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    22 diciembre 2011     11 Comentarios     2 minutos

Debemos controlar el sonido de sus juguetes.

La Fundación Hear the World de Phonak está realizando un trabajo de difusión para que se preste mayor atención al volumen de los juguetes con sonido, si bien parece un hecho menor, lamentablemente a largo plazo puede traer consecuencias en su salud.

En el mercado existen juguetes con más de 95 decibelios, los que pueden causar daño a la audición de forma permanente. Este riesgo es alto dentro de los primeros años de los niños etapa en la cual no tienen la capacidad de saber a partir de que volumen se pueden causar daños y tampoco tienen la capacidad de protegerse de manera instintiva ni alejarse de la fuente emisora de estos sonidos.

Por medio de Hear the World con la iniciativa de Phonak (España) nos aconseja que probemos los sonidos de los juguetes en el momento de comprarlos, también nos recuerdan que los nuevos teléfonos tiene aplicaciones que nos permiten medir el nivel de sonido estableciendo cuales son los productos potencialmente peligrosos.

Además nos informan que los sonidos discontinuos son aun mucho más dañinos que aquellos sonidos sostenidos, por eso debemos protegernos de los ruidos del silbato, bocinas o trompetas.

Un dato que nos llama la atención es el hecho de que importantes empresas dedicadas a la fabricación de juguetes están disminuyendo los lotes de los que tienen sonido, ya que al hacerlos con niveles bajos (y permitidos) los padres creen que están rotos. Es altamente positivo que le creamos a los niños espacios de tranquilidad y calma donde los sonidos sean agradables y el ruido alto y molesto no sea algo divertido ni frecuente. El cerebro de los niños, lo mismo que los nuestros necesitan silencio para recuperarse.

Vía | Phonak
Foto | Flickr – Leonardo DellAquilla


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.