5 temas de conversación para hablar en pareja en el embarazo

5 temas de conversación para hablar en pareja en el embarazo

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    23 junio 2019     Sin comentarios     4 minutos

La planificación de la llegada del bebé también comienza con la atención a temas de conversación que tienen que ver con su educación y valores

Una relación de pareja crece y se fortalece a partir de la palabra. Cada pareja afronta la realidad de cada momento en el presente, sin embargo, también existen cuestiones que pueden abordarse con anterioridad a ese momento para sentar las bases de un escenario vivido en común. Cuando una pareja forma una familia, comienza un proyecto en común marcado por cambios significativos. Para potenciar la colaboración en este nuevo ciclo y reforzar el conocimiento mutuo es recomendable cultivar el valor de la palabra. ¿Qué temas de conversación puede tratar una pareja durante el embarazo? Además de tratar cuestiones como la lactancia, cómo decorar la habitación infantil o como compartir en pareja esta nueva etapa, también es positivo hablar de estas cinco cuestiones.

1. Estilo de educación

Cada persona tiene su propia historia de vida y es en este momento de educar a un nuevo ser cuando muchas parejas comienzan a identificar diferencias que habían pasado desapercibidas hasta ese momento. Existen distintos estilos de educación familiar. Por tanto, sería recomendable que una pareja profundizase en torno a cuál quieren que sea el esquema principal de este ingrediente. Existen distintos tipos de estilos educativos.

El permisivo es un modelo poco recomendable porque carece de los límites necesarios para guiar al niño. En el lado opuesto se encuentra el modelo autoritario en el que la norma del deber dictado por los padres no pone tanta atención a la cuestión afectiva. Existe un estilo educativo que encuentra el equilibrio entre la atención a las necesidades emocionales del niño y la atención a la norma: el estilo democrático.

2. Valores

Los valores son muy importantes en la vida de los adultos y de los niños. Educar en valores es una gran responsabilidad ya que un término no se aprende únicamente por su expresión teórica, sino que el mensaje de esa información siempre debe estar acompañado por la práctica de la acción y el ejemplo.

Unos valores complementan a otros puesto que el bien es el eje fundamental en torno al que giran distintos principios como el respeto y la solidaridad. ¿Qué valores familiares queréis transmitir al niño? Por ejemplo, la gratitud y la humildad.

Conciliacion

3. Conciliación

La llegada del bebé también marca el inicio de una nueva forma de organización del tiempo. La conciliación de la vida personal y profesional no es sencilla. ¿Cuál será el plan de acción para dar respuesta a estos posibles cambios? La organización de este momento puede empezar a visualizarse incluso antes de que se produzca el momento mismo por medio de una anticipación que clarifica las expectativas de ambos en este nuevo tiempo.

4. Metas familiares

Un ser humano puede reflexionar sobre sus objetivos personales que son aquellos que protagoniza a nivel individual y que constituyen un motor importante de la felicidad. Pero una familia adquiere significado por referencia al valor del nosotros.

Cuando nace un bebé la pareja puede sentirse desbordada en ciertos momentos por los cambios derivados de un contexto en el que la gestión del tiempo parece compleja. Sin embargo, esta situación no es incompatible con el establecimiento de metas que aportan una dirección al presente. En concreto, es posible identificar objetivos a corto y a medio plazo.

Eleccion Del Nombre Del Bebe

5. Elección del nombre

El nombre del bebé es una decisión importante ya que el nombre conecta con lo especial de un nuevo ser que es único y diferente. Es muy positivo que el nombre del niño guste a ambos. Si el gusto que una pareja tiene en cuanto a nombres de niño y niña es diferente, esto puede hacer que tarde más tiempo en dar con una idea que encante a los dos. Sin embargo, es recomendable vivir este proceso con paciencia.

La lista de temas de conversación es extensa y, además, los temas de una pareja no deberían limitarse a aquellas cuestiones que tienen que ver con la maternidad y la paternidad. También es posible reflexionar sobre cómo alimentar la relación de pareja en este nuevo tiempo.

Y, en general, es recomendable que dos personas que se quieren pongan en común cualquier duda o cuestión que sea relevante para ellas. Por ejemplo, aquellos miedos que uno puede tener también puede vivirlos el otro desde su perspectiva. El peso de este temor adquiere una dimensión diferente cuando se comparte. En un momento en el que las expectativas están tan centradas en el niño y en las novedades que se van a producir a corto plazo conviene recordar que el cuidado del vínculo de pareja es prioritario. Por ello, aunque creas que ya lo conoces todo de tu pareja o que tu pareja lo sabe todo sobre ti, ambos podéis descubrir nuevos matices.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.