23 diciembre 2008 Otros

peliculanavidad

La verdad es que estas Navidades no van a ser iguales que otras, van a ser distintas. En este caso, para mí y mi marido son las primeras “embarazados” y eso hace que cambie la perspectiva sobre estas fiestas. Aunque seguro que me vuelvo a tragar “¡Qué bello es vivir!” Y más con lo sensiblona que estoy últimamente.

En lo último que pensamos es precisamente en que estamos en Navidad. Este año serán mucho más tranquilas de lo habitual, estaremos en casa y recibiremos a los familiares y amigos, cuando normalmente otros años los que nos desplazábamos éramos nosotros.

Nos apetece tranquilidad y teniendo en cuenta que ya estoy con un embarazo bastante avanzado, pues lo que menos nos hace es que si se adelanta el parto, tengamos que salir corriendo con el pavo en la boca. Además, nuestra cabeza está en los preparativos del bebé, en cuándo estará la cuna disponible o en tener todo preparado para la llegada de nuestro hijo.

Además, teniendo en cuenta mi dieta restrictiva (sin salmón ahumado, jamón serrano, chorizo, lomo o salchichón),… casi prefiero quedarme en casa y no ver cómo otros disfrutan de estos manjares que yo espero volver a catarlos en poco tiempo – por cierto, mi marido ya tiene un encarguito para nada más que de a luz.

Estas Navidades no serán ni peores, ni mejores, serán diferentes, compartiendo un sentimiento de felicidad por lo que nos depara el nuevo año – que esperamos que con nuestro bebé sea un año lleno de alegrías. Algo que extiendo a todos vosotros, ¡Feliz Navidad!

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ale, me quedo sin salmón 24 diciembre 2008
  2. Pasaré esta Navidad embarazada 20 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *