8 marzo 2009 Lactancia, Otros

sacaleche Chicco

…de tanto usarlo. Como ya comenté anteriormente, he tenido que optar por la lactancia mixta para alimentar a mi bebé. Para ello, opté por adquirir un sacaleche manual de la marca Chicco (el que veis en la fotografía, el Sacaleche Regulable Lactancia Segura).

Pero al sacaleche le entró tanta fatiga como a mí y se le rompió el mango. Llamé al servicio de atención al cliente de la marca y una señorita muy amable me comentó que recogía la reclamación y que me enviarían por correo un mango nuevo. No me pusieron ningún tipo de traba.

El problema llegó cuando no había mangos en el almacén, información que me dieron cuando volví a llamar viendo que no recibía el mango – me llegó a la semana por correo convencional. Y mientras, ¿qué hice? Al principio le hice un apaño a lo bricomanía porque no se había rajado del todo (se partió por la parte curva) Pero claro, la chapuza aparte de que duró poco, me sirvió para que me dolieran más las muñecas y las manos (que ya me dolían del propio uso del sacaleche).

Al final, tuve la suerte de utilizar un sacaleche que me prestó mi cuñada (gracias a que ella lo tenía todavía) y me sirvió para poder dar de comer a mi bebé.

Ahora, yo me pregunto, ¿qué hubiera pasado si yo no hubiera podido tener el sacaleche de mi cuñada?.¿Y si el mango hubiera tardado más? Hablando con una amiga del tema me comentó que a ella también se le rompió el mango de este mismo modelo. Este sacaleche costó 59 euros en una farmacia y el mango se rompió a los veinte días de uso (de un uso correcto, que seguí las instrucciones y no lo esterilicé ni lo metí en el microondas).

No sé si alguien ha tenido una experiencia similar con este u otro sacaleche, pero me gustaría conocerla y saber cómo salió del apuro.

Imagen | Chicco

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *