21 abril 2017 Parto

Una rutina habitual que genera polémica

Te contaremos todo lo que los padres deben conocer acerca del cordón nucal. A continuación hablaremos acerca de una práctica habitual que se emplea para verificar si el cordón umbilical se encuentra alrededor del cuello del bebé en la parte expulsiva del parto y si será necesario desenrollarlo o pinzarlo.

Cabe la pena destacar que no existen pruebas científicas que respalden estas intervenciones, las que pueden llegar a generar daño en los bebés durante el parto.

Es importante que los padres tengan la información necesaria acerca del manejo que se realiza, de manera frecuente, al cordón nucal y la manera en que este procedimiento podría perjudicar el nacimiento del pequeño. Tengamos presente que, en todos los casos, tener información es fundamental, en este caso en particular podrá generar un diálogo con el personal que estará presente en el parto y preguntarle como se manejan en ese importante momento.

Se denomina cordón nucal al cordón umbilical que se encuentra enrollado en el cuello del bebé.

¿Qué es el cordón nucal?

Se denomina cordón nucal al cordón umbilical que se encuentra enrollado en el cuello del bebé. En la mayoría de los casos el cordón solo da una vuelta alrededor del cuello manteniéndose flojos, en algunos casos muy poco frecuentes el cordón forma un nudo más apretado, doble o múltiples.

Se realizaron diferentes estudios en relación al cordón nucal, entre las conclusiones se pudo saber que aparecen entre el 10 y 37 por ciento de los patos, es más frecuente en los bebés masculino, aparece tanto en el embarazo como en el momento del parto.

Los padres tienen que saber que el cordón nucal en muy pocos casos genera daño. Por lo general este problema no suele aparecer en los distintos estudios que se van realizando a lo largo de la gestación o en el parto. Algunos trabajos pudieron determinar que el cordón nucal se debe a un incremento de las deceleración variables del ritmo cardíaco del feto en el parto.

Muchos médicos aprenden, mientras estudian, la manera de verifica la existencia de un cordón nucal en la etapa de expulsión del parto y, en el caso que se de, les enseñan a intervenir tirando de forma muy suave para lograr aflojar el nudo, clamparlo y después cortarlo.

Los libros donde aparecen las recomendaciones no cuentan con literatura médica evaluada y no llegan a aportar referencias científicas. Estas prácticas son consideradas como ‘ritualizadas’. Entre estos rituales se recomiend realizar una exploración vagina cuando la cabeza del bebé ha nacido para verificar la presencia del cordón nucal. Tirar y desenrollar el cordón sobre la cabeza del bebé. Intentar aflojar el cordón y cortarlo antes del nacimiento de los hombros en los casos que el cordón esté apretado.

Muchos profesionales consideran que comprobar si existe un cordón nucal puede interferir en el momento de nacimiento generando un estrés innecesario y no existen pruebas reales ni científicas que apoyen el control rutinario en búsqueda del cordón nucal (solo es una intervención médica habitual).

Vía | Crianza Natural
Foto | Pixabay – Sbtlneet

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *