4 enero 2015 Ocio, Padres y madres

Llevar o no al bebé a la Cabalgata de los Reyes Magos

Creo que no soy rara si digo que la Cabalgata de Reyes es uno de los actos infantiles que más pereza me da, y eso que me encanta. Si vives en una ciudad grande tienes que ir al menos un par de horas antes para encontrar un sitio desde el que los niños puedan ver algo (si vives en Madrid casi mejor pasa allí la mañana o hazte con una escalera ligera). Durante el tiempo de espera tienes que estar de pie, entreteniendo al niño y según se acerca la hora, aguantando codazos y empujones. Todo eso cargado con agua, algo de comida, ropa por si hace frío…¡falta un día y ya estoy angustiada!

Pero pocas cosas hacen más ilusión que ver a los Reyes Magos de cerca. Esas carrozas tan bonitas, los artistas y tanta magia en el ambiente hacen que los niños pongan unas caritas que bien valen el frío, el dolor de pies y los codazos. Pero, ¿cuándo empezar a llevar al bebé a la Cabalgata? Depende de cada uno, del lugar donde vivamos y de nuestro peque. Lo normal es que con dos años no terminen de comprender quienes son los señores de los camellos, aunque sí podemos ilusionarles.

Yo no se cual es la edad ideal pero mi experiencia es que con tres años mi hija lo tenía claro pero el peque con la misma edad aún andaba perdido. Verla en la tele fue suficiente para él que no habría aguantado la espera. Ahora tiene cuatro y si no le llevamos mañana se iría solito. Cada uno madura a su velocidad y tiene sus propios intereses, como siempre lo mejor es centrarnos en nuestro hijo y no en lo que nos gustaría o lo que hacen los demás.

Vayáis o la veáis por la tele, disfrutad mucho del día más mágico del año. ¡Felices Reyes!

Foto | Flickr-Manuel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *