24 agosto 2012 Padres y madres

Nueva investigacion vinculada a la edad del padre

Los padres mayores pueden llegar a trasmitir mutaciones a los hijos. Cuando las personas envejecen van renovando las células y cada vez que esto sucede es posible que la copia del ADN tenga una mutación.

Cuando el padre (masculino) va envejeciendo el hijo tiene dos mutaciones más, este proceso de envejecimiento celular también pasa en las madres, pero la transmisión a los hijos es mucho menor.

Si bien es cierto que la edad de la madre se encuentra vinculada con anomalías genéticas, por ejemplo, en síndrome de Down, pero existen otras anomalías que se vinculan con una mala copia de los cromosomas enteros que con el contenido de cada uno en forma individual.

Este nuevo estudio ha sido realizado por un grupo de investigadores islandeses, vinculados a una empresa de explotación de los datos genéticos de los habitantes de la zona que se dedicaron a decodificar el ADN de padres, madres e hijos. Así descubrieron que existe una relación entre la edad del padre y las mutaciones de los pequeños.

Una de las conclusiones es que el hijo de un padre de 20 años de edad cuenta con 25 mutaciones, el número se va incrementando de dos en dos por cada año que cumple el progenitor, hasta llegar a 65 en casos de hombres de 40 años, por su parte las madres aportan 15 y (al parecer) no existe dependencia con la edad.

La producción de espermatozoide es continua y en una gran cantidad, la producción de óvulos es mucho más reducida. Cuando disminuyen el número de procesos baja la probabilidad de incorporar errores.

Vía | El Pais
Foto | Flickr – Luz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *