28 septiembre 2009 Embarazo

Embarazo, semana 23
Si tu bebé naciera esta semana ya tendría alguna posibilidad de sobrevivir, aunque no es lo deseable. Tu ombligo puede comenzar a sobresalir, algo que no sucede a todas las mujeres ni en todos los embarazos. Volverá a su postura natural un tiempo tras el parto. El ginecólogo puede notar la posición del bebé palpando tu abdomen y puede hacerse una idea del tamaño. Aunque hoy día con las ecografias tienen datos muy precisos. Aprovecha cada visita para consultar todas tus dudas.

A la vez que sigue creciendo, el cuerpo del bebé va siendo más proporcionado. Sus oídos están formados o terminando de hacerlo y ya puede percibir las vibraciones de tu voz y los sonidos de tu cuerpo. Emplea el tiempo ejercitando sus pequeños músculos y fortaleciéndolos por lo que puedes notar las pataditas más fuertes e incluso algún movimiento de tu abdomen.

Algunas de las molestias que puedes tener en este momento del embarazo son que te sangren las encías al cepillarte los dientes, no tiene importancia, parará cuando nazca tu bebé. Procura mantener una excelente higiene bucal. Además puede costarte dormir, la barriga ya es prominente y puede que no encuentres la postura. Prueba colocando una almohada entre tus piernas para soportar mejor el peso. Recuerda que el descanso es necesario tanto para tí como para el bebé.

El feto pesa unos 510 gramos y mide alrededor de 25 centímetros, el peso de un bogavante mediano. Recuerda que estos datos son aproximados, cada bebé se desarrolla a su ritmo y cada embarazo tiene síntomas diferentes.

Vía | Baby sitio
Más información | Embarazo, semana 22
Foto | Baby Center

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 septiembre 2009
  2. Embarazo: Semanas 14 a 28 29 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *