6 junio 2013 Opinión, Padres y madres

El estilo de Victoria Beckham llevando a Harper en brazos
Mi pequeñín ya tiene casi tres añitos y desde hace uno la sillita de paseo ha desaparecido de su vida. Le gusta mucho caminar pero es mimoso y pide brazos en muchos momentos. Jugamos mucho a saltar y elevarle así que pese a mi desastroso estado de forma, tengo bastante fuerza en los brazos, suficiente para llevarle a cuestas más de media hora sin mucho problema, lógicamente me refiero a hacerlo sin ayuda de mochila, fular o similar.

Pero viendo fotos de Victoria Beckham con Harper Seven (2) en brazos me doy cuenta que hay una enorme diferencia entre llevar a un bebé como yo lo hago y hacerlo con estilo. Yo llevo la ropa pillada por las piernas del niño, eso si no me deja la consabida marca de galletas o lágrimas, el pelo recogido para no molestarle, se me termina inclinando el cuerpo involuntariamente para compensar el peso…vamos un desastre. Ella sin embargo lleva a su niña como quien lleva un bolso de Loewe, la blusa perfecta sin arrugas, la mano sin mostrar tensión, ni un pelo fuera de su sitio y con ese aspecto de no poder sujetar ni el bolígrafo.

Eso por no hablar de los niños, el mío es chico y no tengo que preocuparme del pantalón pero muchas veces lleva parte de la barriguita o la espalda al aire. Harper no solo va monísima, que no tiene mucho mérito con los padres que tiene y siendo su mamá diseñadora, es que además lleva el vestidito tan perfectamente colocado como su mami, ni una arruga, todo en su sitio, las piernecitas cubiertas de forma que es imposible saber si aún lleva o no pañal, la postura perfecta. Nada que ver cuando es papá quien la lleva, de ambos sí hay fotos con el futbolista usando los dos brazos, alguna con la espalda compensando el peso, con la ropa de la niña algo descolocada e incluso él lleva alguna arruga.

No me dejo impresionar por los taconazos que luce siempre la Sra. Beckham, es cuestión de costumbre, ni por la fuerza que esconde su apariencia ya que tu musculatura de una mamá se desarrolla con su hijo. Tampoco hablaré ahora de porqué una niña de dos años no va nunca caminando. Pero, creo que detrás de esas fotos hay truco, tiene que haberlo. ¿Cuánto dura el paseo?, ¿sigue Harper en brazos cuando no hay cámaras cerca? y. si lo hace ¿siguen ambas con ese aspecto tan perfecto?. Una última pregunta, ¿soy la única a quien le llama la atención?.

Foto | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 junio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *