20 abril 2016 Entretenimiento

coplas de cuna 5

Una buena forma de dormir a nuestros niños es hacerlo a través de la canción. Las nanas han sido siempre una herramienta precisa, y preciosa, para que nuestros chiquitines queden sumidos en el más profundo sueño, casi, al instante. La voz cálida de la madre, el suave balanceo de sus brazos, y ese sentirse protegido frente a un mundo, todavía desconocido para él, hacen que nuestros bebés, con esta técnica, se sientan más seguros.

Son muchas las coplas populares que han llegado hasta nuestros días y que nos hablan de ese instante en el que cantamos o recitamos a nuestro pequeño. Algunas son conocidas por todos, pero otras pertenecen a regiones concretas o culturas distintas que no conocemos, menos mal que se han ido recopilando, a través del tiempo, y tal cual os las vamos ofreciendo. Seguro que te sirven de inspiración para crear las tuyas propias o intentar ponerle música para dormir a tu bebé.

Duerme, niño, duerme,
que tengo que hacer:
lavar los pañales,
planchar y coser.

*****

Te duermes vida mía,
te duermes sin pena,
porque al pie de la cama
tu madre vela.

*****

Ya mi niño calla,
su madre le quiere
al ver que en sus brazos
tranquilo se duerme.

*****

La voz de este niño mío
es la voz que yo más quiero,
parece de campanita
hecha a manos de platero.

*****

No corráis, arroyuelos,
con tanta prisa,
porque al son de las aguas
duerme la niña.

*****

A la ro ro, ro ro, ro ro,
se ha dormido mi zagal;
sueña con los angelitos
y ya no despertará.

Fuente | “Coplero Popular” de José Luis Gárfer (Edimat Libros)
Foto | Curiosidades Rosario

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *