13 mayo 2010 Compras

Chupete termómetro

Tomar la temperatura a los niños resulta muchas veces complicado, y más aún con los bebés; cuando están enfermos o resfriados, se ponen irritables y lloran por la incomodidad. Los antiguos termómetros de mercurio, fueron reemplazados por las barras colorimétricas que se apoyaban en la frente del bebé, pero que no resultaban muy precisas.

Los termómetros electrónicos son mucho más exactos, facilitan la lectura de los dígitos en la pantalla, y miden la temperatura más rápido, siendo ideales para niños y adultos; sin embargo, los termómetros en forma de chupete son mucho más cómodos para los bebés, están disponibles en diferentes tamaños y materiales de tetina y tienen un costo entre los 10 y 20 euros.

La tetina de silicona de estos termómetros se puede limpiar fácilmente; son resistentes al agua y muy higiénicos; la parte de enfrente tiene forma de botón en reemplazo de la anilla y allí se ubica la pantalla digital de cuarzo, donde aparece la lectura de la temperatura en grados centígrados.

Calculan la temperatura con gran precisión y velocidad, con un margen de error de 0,1 grados. Funcionan con una pila interna, que durará alrededor de dos años; al costado de la pantalla digital, puede verse también la barra indicadora de la batería, para controlar el momento de cambio.

Muchos modelos cuentan también con un tono acústico de aviso, cuando la lectura obtenida sobrepasa la temperatura normal, avisando con un leve pitido que el niño efectivamente tiene fiebre. Pueden adquirirse en farmacias y tiendas de artículos infantiles, o en páginas Web de artículos tecnológicos de confianza, ya que varias marcas tradicionales de artículos electrónicos e infantiles tienen en el mercado su versión del chupete termómetro.

Vía | Consumer Philips
Foto | 20 minutos

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *