5 mayo 2017 Noticias

Habla y smartphone

Nuevamente la tecnología y el mundo de la infancia llegan a la actualidad. La forma de divertirse de los niños, en los últimos tiempos, ha variado de forma considerable. Más allá de disfrutar del aire libre, los deportes o los juegos entre amigos, los pequeños prefieren quedarse en casa pegados a sus nuevos aparatos de última tecnología en el que pueden encontrar todo, o casi todo.

Desde bien pequeños los padres los acostumbramos a su manejo, de esta forma ellos se divierten y a nosotros nos dejan tranquilos durante un buen rato. Pero ¿el uso de smartphones y tablets es beneficioso para los bebés? Al parecer, y según un reciente estudio, entretenerse con estos aparatos podría retrasar el habla de los niños.

Mayor tiempo jugando con la tecnología, mayor dificultad para hablar

Este estudio ha sido realizado en Estados Unidos, país en el que se ha comprobado que el 40 por ciento de los niños menores de 2 años ya han utilizado el móvil alguna vez, aunque se piensa que en algunos países esta cifra podría ser mucho más alta.

La autora de la investigación ha sido la doctora Catherine Birken y los datos han sido presentados en el 2017 Pediatric Academic Societies Meeting. Es la primera vez que se realiza un estudio de estas características en el que se vincula el uso de los smartphones y tablets en niños de entre 6 meses y 2 años, y su desarrollo lingüístico. Comprobando que aquellos que más tiempo pasaban con estos aparatos, mayor era su dificultad para hablar.

bebé con ordenador

Aconsejan retrasar su uso el mayor tiempo posible

Para llevarlo a cabo se utilizaron los datos de 900 niños que aportaron sus padres con respecto al uso que hacían de los aparatos tecnológicos para distraerse. El 20 por ciento pasó una media de 28 minutos jugando frente a las pantallas. Pero por cada media hora de más se comprobaba que el retraso a la hora de expresarse verbalmente era mucho mayor.

Muchos padres piensan que cuanto antes tomen contacto con la tecnología, mejor se manejarán con ella. Sin embargo no se han parado a valorar que, quizás, pueda traer una serie de desventajas en su desarrollo. Según los expertos, los niños no deberían entretenerse con estos aparatos hasta que tengan, al menos, 18 meses. Sin embargo, otros especialistas, aconsejan retrasar su uso lo máximo posible.

Aunque este estudio no es concluyente, y se necesitarían más investigaciones, sí se ha demostrado que el desarrollo lingüístico del bebé se ve mermado cuanto más se usa la tecnología, la causa podría ser que deja de existir una relación verbal con los padres.

Vía | Playground
Fotos | Ayayay y Cool radio hd

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *