6 agosto 2015 Noticias

Wil Can Fly

Alan Lawrence es un fotógrafo estadounidense, que vive en Utah y que es padre de cinco hijos. Precisamente al menor, que nació con Síndrome de Down, ha sido capaz de hacerle volar. ¿Un milagro? No, simplemente paciencia, imaginación y mucho amor. El arte, al igual que el cariño que se entrega a los hijos, es ilimitado, por eso Alan ha querido reflejar las vivencias de su pequeño Wil a través de una serie de fotografías.

“Wil Can Fly” (Wil puede volar), es una colección de imágenes en la que aparece el bebé volando sobre distintos escenarios, junto a sus hermanos o realizando cualquier tarea diaria. Además de la belleza visual que aportan y el derroche de imaginación, también contienen un trasfondo que el papá de Wil quiere transmitir, y es el de que todas las personas con Síndrome de Down pueden conseguir todo aquello que se propongan.

Todo empezó cuando Wil era tan sólo un bebé de dos meses y se encontraba sobre el vientre de su mamá en una posición que simulaba la del vuelo. Así es como a su padre se le ocurrió la idea de realizar estas imágenes, tomando al niño en posición de vuelo y, después, incluirlo en distintos paisajes, escenas cotidianas o compartiendo actividades con su familia.

Según el padre, este quinto hijo ha venido a traer luz y alegría a una familia numerosa que ha visto engrandecido su corazón a su llegada, ya que no sólo no ha puesto límites, sino que les ha abierto muchas más puertas.

Además de publicarlas en su blog particular, la idea es crear un calendario y donar la mitad de la recaudación a distintas organizaciones dedicadas al Síndrome de Down.

Página Oficial | That Dad

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *